Este verano se cumplen 50 años del lanzamiento de Cheap Thrills, el segundo álbum de Big Brother and the Holding Company y el último en el que Janis Joplin participó; la consolidó como una de las figuras más destacadas de la música psicodélica y, por si fuera poco, fue el mejor disco de la banda.

¿Qué podríamos decir de Janis Joplin? Aquella Bruja Cósmica afligida y en perpetua relación destructiva con el alcohol y las drogas, poseedora de una de las voces femeninas más estremecedoras del Rock/Blues psicodélico estadounidense, y que tristemente no pasó de los 27 años; fue la espina dorsal de Big Brother and the Holding Company.

El 12 de agosto de 1968 y bajo el sello de Columbia Records, Cheap Thrills llegó al mundo como uno de los mejores discos de blues de esa época, y de la actual, pues fue colocado en el número 338 de la lista de los  500 mejores álbumes de todos los tiempos según la revista Rolling Stone, y que contiene varios de los éxitos de la banda.

En un principio, el disco se llamaría “Sex, dope and cheap thrills”, pero a Columbia no le encantó la idea, por lo que tuvieron que recortar el título.

 

La colorida portada fue obra de Robert Crumb, un ilustrador estadounidense del cómic underground. En cada viñeta describe alguna parte de las canciones que conforman el disco, siendo la parte central Ball and Chain, en la que se posa una figura muy parecida a Janis Joplin, con uniforme de carcelera, y tratando de avanzar pese a estar atada a una gran pesa, metáfora del amor.

 

Se cuenta que Janis seguía de cerca el trabajo de Robert, entonces lo invitó a realizar la portada del álbum, según el ilustrador: “me sentí halagado y necesitaba el dinero, así que lo hice. Por supuesto lo querían para algo así como al día siguiente, así que me tomé algo de speed y trabajé toda la noche. Recuerdo acabarlo después de que saliera el sol”.

 

En un principio, la contraportada del disco fue pensada para que fuera la portada, pero a los miembros de la BBHC no les gustó, por la que la mandaron atrás, y Robert tuvo que trabajar nuevamente para tener lista la carátula del álbum.

Cheap Thrills y sus seis canciones fueron suficientes para mantenerse en la primera posición de las listas de Billboard durante 8 semanas; la mitad covers: “Summertime”, “Piece of My Heart” y “Ball and Chain”, y el resto fueron escritas por Janis y el guitarrista Sam Andrew:  “Combination of the Two”, “I Need a Man to Love”, “Turtle Blues”, “Oh, Sweet Mary”.

 Te puede interesar: Big Mama Thornton: la blusera que disparó las carreras de Elvis y Janis

Summertime es una creación musical de George Gershwin y lírica de DuBose y Dorothy Heyward, e Ira Gershwin, es parte de la ópera Porgy and Bess, que versa sobre la vida de los estadounidenses negros en Carolina del Sur a principios de 1930.

 

Es una de esas canciones que nacieron para ser interpretadas por otros artistas, algunas de las versiones más famosas son las de las cantantes afroamericanas Ella Fitzgerald y Billie Holiday, pero Janis, amante de los retos musicales, hizo su versión, realmente haciéndola suya, pues a pesar de que la letra es la misma, el sentido es totalmente diferente, como la intención de la obra original.

 

Piece of My Heart fue escrita por Jerry Ragovoy y Bert Berns para la hermana mayor de Aretha Franklin, Erma, quien la grabó apenas un año antes que saliera Cheap Thrills, pero fue la Big Brother and the Holding Company que detonó el éxito de esta triste canción.

Además, la versión de la BBHC pertenece en el número 334 del listado de las 500 mejores canciones de todos los tiempos de la Rolling Stone.

 

Y tal vez una de las más tristes y profundas canciones, tal como nos lo hace saber la portada, es “Ball and Chain”. En una entrevista, Janis aseguró que tal como en el amor, en muchas ocasiones las mujeres son como una mula a la que le ponen una cuerda con una zanahoria atada, para que ande, aunque nunca podrá comerse el “premio”, y es por ello que Ball and Chain es una canción tan significativa para ella.

 

Es bien sabido que la Bruja Cósmica no era nada afortunada en el amor, comenzando por sí misma y su autoestima por los suelos, sus parejas siempre fueron deshonestos, la engañaron, la maltrataron y cuando finalmente encontró al correcto, éste no pudo soportar ver al amor de su vida inyectándose heroína y la dejó.

 

La versión original fue escrita y grabada por una de las influencias de Janis, la cantante de Blues, Big Mama Thornton en 1968, pero tal parece que la voz  de Joplin y el talento de la BBHC tenían que transformar e inmortalizar la triste canción, en vez de su autora.

 

La tocaron por primera vez en el ya legendario Monterey Pop Festival, donde se consolidaron como una de las mejores bandas de Rock psicodélico, y Janis dejó claro que era más que una cantante, pues su desgarradora presentación dejó a los asistentes con la boca abierta.

 

Cheap Thrills es probablemente el disco más importante en la carrera de la Big Brother and the Holding Company, pues a la salida de Janis, y a pesar de que continuaron trabajando, su nivel no fue el mismo. Sin embargo, para Joplin fue un empujón que la catapultó tanto a la fama como a la muerte, pues después de este álbum, y cuando comenzó a trabajar su álbum solista, murió el 4 de octubre de 1970 de una sobredosis en el Landmark Motor Hotel en Hollywood Heights, Los Ángeles.

 

El documental Janis: Little Girl Blues, retrata la vida de la cantante a través de cartas que le escribió a su familia, y nos deja ver un lado más humano de la artista, algo más allá de las drogas y de la música.

 

¿Cuál es tu canción favorita de Cheap Thrills? ¡Cuéntanos!