Se acabaron los días de luz de Pablo Milanés

El cantautor cubano Pablo Milanés murió a los 79 años en Madrid, España, donde se trataba una enfermedad oncohematológica

El cantautor cubano Pablo Milanés murió a los 79 años en Madrid, España, donde se trataba una enfermedad oncohematológica

El cantautor cubano Pablo Milanés murió a los 79 años en Madrid, España, donde se trataba una enfermedad oncohematológica

Comparte esta nota

“La música es todo para mí, por lo tanto es mi pasión”, afirmaba el cantante Pablo Milanés, quien falleció la madrugada de este martes a los 79 años de edad en Madrid, España, víctima de infecciones recurrentes provocadas por la enfermedad oncohematológica que padecía desde hace varios años.

Milanés, quien nació en Cuba el 24 de febrero de 1943, fue uno de los principales exponentes de la trova y la canción de autor en español. “Para vivir”, “Yolanda” y “El Breve Espacio” son algunos de sus temas más destacados.

Pablo estudió música en el Conservatorio Municipal de La Habana y en 1967 empezó a crear canciones de contenido político; en 2015 recibió el Grammy a la Excelencia Musical por su trayectoria musical.

“La música cubana, la estadounidense (de la que también he tenido influencias) y la brasileña (que he estudiado) son tres de las grandes manifestaciones musicales de América y del mundo. En ella está la base de toda la demás música contemporánea. Soy un privilegiado de haber podido compartir, conocer y aprender de grandes músicos cubanos”, expresó el cantautor, en la última entrevista que tuvo con Reporte Índigo.

Todas esas influencias, junto con su versatilidad, le permitieron expresarse en diversos géneros como el bolero, el jazz o el son.

“La inspiración surge de la vida, de cualquier aspecto de ella, una vivencia, un amor, un amigo, o la reflexión más profunda también”, decía.

Ante los problemas sociales y políticos que azotan a América Latina, en especial a su natal Cuba, Pablo Milanés consideraba que el arte y la cultura sí representaban una esperanza para las personas.

“La música siempre es un bálsamo, es un universo diferente, con un lenguaje propio y con una carga poética y filosófica también inmensa y eso trasciende fronteras políticas y sociales”.

Milanés afirmaba que siempre estaba colaborando con amigos músicos, con jóvenes que comenzaban y que le pedían que cantara sus canciones, a lo que él accedía, porque le gustaba apoyarlos.

“Últimamente tengo muchos proyectos, vengo de colaborar con José María Vitier en un trabajo que rescata hermosos ejemplos de la trova antigua cubana; también colaboré con mi hija Haydée en su disco Amor, que ella decidió hacer en homenaje a mi obra con arreglos de ella misma”, dijo en aquella entrevista el compositor.

Pablo Milanés se presentaría este año en el Teatro de la Ciudad Esperanza Iris con Días de Luz. Tour 2022, un formato íntimo en el que estaría acompañado por Miguel Núñez al piano y la chelista Caridad R. Varona.

El concierto, primero, se planeó para el 25 de septiembre de este año, pero se tuvo que posponer para el 30 de noviembre, el cual también había sido cancelado días atrás. Su equipo informó que un virus lo había atacado en el hospital, lo cual complicó su estado de salud y al final terminó por poner fin a los días de luz.

Te puede interesar: Conoce a Zuaraz, entre el bolero, el son jarocho y la trova

Salir de la versión móvil