La actual pandemia detonó problemas y síntomas guardados en miles de personas en el mundo, México no es la excepción en este sentir, donde los problemas económicos han afectado el bienestar emocional de los habitantes.

La inestabilidad del presente, la incertidumbre del futuro, el solventar los gastos financieros, son cúmulos que penden de un hilo y generan trastornos de ansiedad, estrés, depresión y angustia, entre otros.

Con los sismos de septiembre de 2017, en México crecieron las líneas telefónicas de ayuda y las sesiones psicológicas vía remota para ofrecer atención, así nació la plataforma Astronauta emocional.

Este proyecto, liderado por Lizbeth García, comenzó en 2017 ofreciendo sesiones tanto presenciales como digitales; sin embargo, con el confinamiento que se vivió este año para evitar más contagios de COVID-19, pasaron sus operaciones mayormente al terreno online, reflejando que esto pueda ser sencillo y sin complicaciones para quienes deseen esta asistencia personalizada.

“Nos hemos ido transformando, al principio era mucho el tema de lo presencial y online; sin embargo, conforme la pandemia llegó, nos pasamos a un formato 70 por ciento digital y un 30 por ciento presencial, que es lo mínimo que llevamos actualmente”, comenta García.

Astronauta emocional basa sus consultas en la psicología cognitivo-conductual, ya que pueden llevar un rigor en establecer objetivos a largo plazo, aunque la especialista comenta que también se encuentran involucrados otros colegas de otras corrientes terapéuticas como la psicoanalítica.

“A diferencia de otras corrientes, desde la primera sesión hacemos una evaluación, un diagnóstico para revisar cuántas sesiones aproximadamente vamos a llevar, qué se va a trabajar, el motivo de consulta, y a partir de ahí hacer la propuesta con el usuario de un plan de trabajo”, agrega la fundadora de la plataforma psicológica.

A través de su página de Internet y redes sociales, el servicio de ayuda emocional ofrece agendar citas para psicoterapia individual, breve y online, además de talleres grupales para superar relaciones amorosas y lidiar con crisis emocionales, estos son impartidos vía Skype, Hangouts o WhatsApp.

Venciendo el tabú

Acudir a un psicólogo, a terapia de pareja o pedir ayuda emocional con un especialista, sigue siendo en la actualidad un tema que causa pena en la sociedad, por lo que Lizbeth García invita a que en estos momentos se deje a un lado el qué dirán y se acerquen con un asesor sin tener miedo a ser juzgados.

“A veces creen que hay que tener una situación muy extrema para tener que llegar a un consultorio o una asesoría, o creen que está ligado con el tema de ‘son consejos y es como ir a hablar con una amistad y, ¿para qué lo hago?’, o que el psicólogo en una sesión va a solucionarlo todo. Estos mitos hay que derribarlos”, subraya la psicóloga clínica.

Con la pandemia en curso, la profesional de salud mental observa que hay un incremento en la demanda de los servicios que ofrece, porque la gente siente incertidumbre, miedo, ansiedad, estrés y vulnerabilidad, pero esto se suma a que parte de la población ya presentaba una dolencia de este tipo y no era atendida.

“En estadísticas de la UNAM se menciona que su línea de atención de ayuda creció un 200 o 300 por ciento la demanda, e incluso nosotros ya como un servicio privado vimos un incremento bastante considerable (…) Hay personas que incluso antes de la pandemia ya tenían un tema de salud mental o trastorno que no podían ellos mismos trabajar, imagínate esta pandemia lo que vino a generarles”, agrega.

Terapia emocional inclusiva

Los valores y propósitos de Astronauta emocional están orientados hacia la pluralidad e inclusión de todo tipo, por ello, ofrecen consultas especializadas para pacientes de la comunidad LGBT+ para que se sientan acompañados.

“Cada uno de nosotros, independientemente de si es psicoanalista, psicólogo sistémico, conductivo-conductual, humanista, sí debe tener esta formación, porque va ligada a las personas al día a día y a su forma de ser, ya que es importante que cuando llega una persona que está en una relación lésbica, sepamos manejar el lenguaje correctamente”, platica García.

Agenda tu espacio

Astronauta emocional ofrece tabuladores para todos los bolsillos y preferencias de los pacientes, incluso hay un programa especial en el que se escogen a cinco candidatos al mes que paguen un mínimo por sesión, para ayudar su economía. Los costos son más IVA

  • Consulta presencial: 600 pesos
  • Consulta en línea: 500 pesos
  • Consulta con ayuda económica: entre 150 y 200 pesos

También puedes leer: Apoyo emocional a personal médico, una necesidad