El actor Ryan Grantham, quien apareció en la serie Riverdale, fue sentenciado a cadena perpetua por matar a su mamá.

El actor de Diary of a Wimpy Kid fue condenado a perpetua sin opción a libertad condicional.

Fue el 21 de septiembre cuando la jueza de la Corte Suprema de Columbia Británica, Canadá, dio a conocer la sentencia del actor de 24 años de edad.

Ryan Grantham fue hallado culpable de asesinato en segundo grado en contra de su madre, Barbara Waite, de 64 años de edad.

Grantham asesinó a su madre en 2020, a la vez que planeaba un magnicidio: el del primer ministro Justin Trudeau.

Ryan Grantham mató a su mamá de un disparo en la cabeza, mientras ella tocaba el piano, para después grabar, con ayuda de una cámara GoPro, una cinta en la que confesó el crimen, mientras mostraba el cuerpo de su madre.

De acuerdo con medios locales, el actor también planeaba quitarle la vida al primer ministro de su país.

Te sugerimos: Riverdale, la historia de ‘Archie’, y la sexualización de las caricaturas

Según las autoridades, Ryan compró cervezas y mariguana y se puso a ver Netflix, antes de cubrir el cuerpo de su madre con una sábana.

Al día siguiente del asesinato, colgó un rosario en el piano de su madre y puso velas alrededor del cadáver.

Días después, abandonó el cuerpo de su madre y emprendió un viaje en auto acompañado de pistolas, municiones y equipo de campamento para dirigirse a Rideau Cottage, sitio donde vive Justin Trudeau.

El sujeto, quien participó en un episodio de la serie de Netflix Riverdale, confesó que antes de llegar a la residencia de Trudeau pensó en la posibilidad de realizar un tiroteo en el puente Lions Gate o en la Universidad Simon Fraser en donde estudió.

Sin embargo, tras pensarlo bien, fue al Departamento de Policía de Vancouver, en donde se entregó.