¡Tu navegador no soporta JavaScript!
Piensa
imagen principal

LaCinemágora

Crítica Rocketman: cine LGBT+ sobrevalorado que ganará premios

Carlos Ramírez

ALERTA: Esta crítica de ‘Rocketman’ NO CONTIENE SPOILERS, por lo que si no has visto la película puedes leerla tranquilamente


Dic 26, 2019
Lectura 4 min
portada post

Con Rocketman, el cineasta y actor inglés Dexter Fletcher, quien filmó las últimas escenas de una inconclusa Bohemian Rhapsody de Brian Singer, regresa a las cámaras en el género biográfico y LGBT+.

Y es que el cine LGBT+ ha tomado fuerza durante los últimos años con propuestas como Moonlight (2018), Una mujer fantástica (2017), Carol (2015), Secreto en la montaña (2005) y Milk (2008), entre otras.

¿DE QUÉ VA?

Producida por el propio Elton John, Rocketman explora la vida y trayectoria del legendario músico quien comenzó como un niño prodigio en Inglaterra y, rápidamente, se convirtió en uno de los iconos de la historia del rock.

LO BUENO: MÚSICA

Pese a comenzar en la dirección en 1999, como director Dexter Fletcher apenas sobresale por la película biográfica Eddie the Eagle (2016) y por terminar la cinta inconclusa de Brian Singer, Bohemian Rhapsody, en la que también aborda la vida de un músico, Freddie Mercury.

Así, no sería descabellado considerar que Rocketman sabe por momentos a Bohemian Rhapsody, como si el estilo de esta última se hubiese impregnado en la biografía de Elton John.

Por esta razón, lo que más sobresale en la cinta, que lleva el nombre de la canción de 1972, es su parte musical, que abarca las múltiples coreografías adornadas por una sólida mezcla de sonido.

Cada una de las etapas de Elton John transitan por medio de secuencias musicales en las que los personajes interactúan a través del baile y el canto, y de ello se nota el esfuerzo de los bailarines.

Hay momentos en la vida de una estrella de rock que definen quién es. Donde hay oscuridad, ahí estás tú ahora, y será un viaje salvaje.

- Rocketman

Para este trabajo tan arduo y cuidadosamente hecho, el compositor musical fue Matthew Margeson (Kick-Ass 2), un viejo conocido de Fletcher que ha tenido trabajos medianos.

Ante un trabajo tan dedicado, en el que se utilizaron más de 22 canciones de Elton John y se construyeron cerca de 30 escenarios específicos para el largometraje, lo natural es que sea muy bien recibida por los premios de la Academia.

LO MALO: LGBT+ SUPERFICIAL

Sin embargo, al igual que sucedió con Bohemian Rhapsody, el filme llega a sentirse superficial en la vida de Elton John, sobretodo en el proceso de su liberación sexual al igual que sucedió con Freddie Mercury.

Aunque el propio Elton John rechazó hacer una película con clasificación PG-13, pues no había llevado una vida de esa forma, la cinta se queda en un retrato rosa y, por momentos, infantil de un hombre que admitió vivir momentos crueles en su vida.

Al alejarse de lo crudo y lo sexual, Rocketman se siente, más bien, como una moraleja, como la historia que provoca compasión por un niño que no fue amado por su padre y recibió el rechazo de su madre.

Y es que Elton John después aclaró que su madre siempre lo apoyó, por lo que la historia se torna dramática y falsa, lo que le resta tanto veracidad como honestidad en su discurso.

Críticos la han alabado por ser un escaño más en la defensa de la comunidad LGBT+; pero, lo cierto es que está muy lejos de muchas producciones que han abogado con la reflexión sobre este tema de una manera más directa y sincera.

Por ello es que Rocketman se vuelve una película sobrevalorada en el cine LGBT+ y sobresale, únicamente, por su apartado técnico y de sonido, así como un cuento, por así decirlo, de la vida de Elton John.

RECOMENDACIÓN: 3 ESTRELLAS DE 5 (REGULAR)

Lee: Crítica Frozen 2; lesbianismo y agenda LGTB+ en las películas de Disney


Notas relacionadas

Oct 22, 2020
Lectura 6 min

Oct 16, 2020
Lectura 4 min

Oct 9, 2020
Lectura 4 min

Oct 4, 2020
Lectura 5 min

Comentarios