Al hablar de cómo una persona logró resolver el Cubo de Rubik, comúnmente se hace énfasis en el número de movimientos que le tomó hacer para volver a armar el famoso rompecabezas mecánico.

Pero por muy poco tiempo que le haya tomado a una persona resolver el cubo, este indicador se queda corto si se compara con la gran dinámica que orquestó por todo el mundo el joven israelí Nuseir Yassin, quien egresó en mayo de este año de la Universidad de Harvard, para regresar el cubo a su estado original: 84 movimientos, ejecutados por 30 mujeres y 54 hombres, de 11 países diferentes. 

Y todo esto gracias a un viaje sabático de dos meses alrededor del mundo que el joven decidió tomar después de su graduación, para “ver lo que el mundo tenía para ofrecer”, señala debajo del video que publicó en YouTube, al que tituló “The World is Cube: Solving a Rubik’s Cube Around The World”. 

Yassin viajó equipado de su Cubo de Rubik, un iPhone 5S y una cámara GoPro.

En el video, aparecen las personas que, durante su viaje por países como Tailandia, Vietnam, Alemania y Rusia, fueron retadas por Yassin para resolver el cubo. Yassin solo permitía que una persona realizara un solo movimiento. Y menciona que solo recibió un rechazo para participar en el reto.