Los restos del cohete chino Larga Marcha-5B Y2, también conocido como CZ-5B, cayeron este domingo en el Océano Índico, cerca de Maldivas, según han informado medios chinos.

El cohete Larga Marcha-5B Y2 volvió a entrar en la atmósfera de la Tierra a las 10:24 hora local, además la mayor parte del segmento se desintegró y fue destruido durante el reingreso.

La Oficina de Ingeniería Espacial Tripulada de China indicó que el resto cayó a 72.47 grados de longitud este y 2.65 grados de latitud norte.

“Después del monitoreo y análisis, a las 10:24 (0224 GMT) del 9 de mayo de 2021, los restos de la última etapa del vehículo de lanzamiento Long March 5B Yao-2 han vuelto a entrar en la atmósfera”, dijo la Oficina de Ingeniería Espacial Tripulada de China en un comunicado.

Lee: Cohete chino fuera de control se aproxima a la Tierra… ¿Debemos preocuparnos?

Se esperaba la entrada a la atmósfera en algún momento entre el sábado 8 y el domingo 9 de mayo.

El servicio de monitoreo Space-Track, que utiliza datos militares de Estados Unidos, también confirmó el reingreso.


Todos los demás que sigan el reingreso de Long March 5B pueden relajarse. El cohete cayó

Space-Track

El cohete es un cuerpo cilíndrico de 31 metros de longitud y 5 metros de diámetro, con una masa de alrededor de 20 toneladas.

La agencia espacial china aún no ha informado si la etapa principal del enorme cohete Long March 5B fue controlada o descendió fuera de control, aunque funcionarios en Beijing indicaron que había poco riesgo por el segmento en caída libre del cohete Long March-5B.

Se desconocen los detalles básicos de la etapa y su trayectoria debido a que el gobierno de China aún no emite comentarios públicos sobre el reingreso de la estructura.

El 29 de abril, China lanzó el módulo principal de su primera estación espacial permanente, que albergará a astronautas en el largo plazo.

El módulo Tianhe, o “Armonía celestial”, que despegó a bordo del cohete Long March 5B desde el Centro de Lanzamiento Wenchang, en la provincia insular de Hainan, en el sur del país, es otro gran hito en la carrera espacial del gigante asiático.

Fue la primera de las 11 misiones necesarias para completar, abastecer y tripular el puesto orbital a finales del próximo año.

El programa espacial chino también trajo a la Tierra recientemente las primeras muestras lunares en más de 40 años y espera aterrizar una sonda y un vehículo de exploración sobre la superficie de Marte a finales del próximo mes.

Te recomendamos: Prototipo de cohete de empresa SpaceX explota en una prueba