¡Tu navegador no soporta JavaScript!
Piensa
imagen principal

Salud

Residuos de Covid-19, un problema para la salud y el medio ambiente

Viviana Bran

El mal manejo de los residuos relacionados al coronavirus podría ocasionar un impacto en la salud de las personas y el medio ambiente. Los cubrebocas y guantes desechables llegaron a los océanos y la falta de cuidado al desechar artículos que estuvieron en contacto con el virus, pudo provocar la muerte de algunos recolectores de basura en la Ciudad de México


Jun 11, 2020
Lectura 5 min
portada post

El alto grado de contagio que presenta el Covid-19 provocó un incremento en la compra de material de protección en los últimos dos meses, tanto a nivel hospitalario como social.

Se espera que con el retorno paulatino de actividades, la adquisición de cubrebocas, guantes y caretas protectoras continúe en aumento, mientras no se cuente con un tratamiento médico o vacuna que contrarreste los síntomas del coronavirus.

Aunque en algunos casos estos elementos son fundamentales para prevenir los contagios, la mayoría de los materiales con los que se fabrican no son reciclables, por lo que la mala gestión de estos residuos podría ocasionar daños a la salud y un impacto negativo al medio ambiente.

Hace unos días, el buceador francés Laurent Lombard grabó un video de las aguas del Mar Mediterráneo, en las imágenes se puede apreciar como al fondo ya comienzan a acumularse grandes cantidades de residuos de mascarillas y guantes de protección.

De acuerdo con el Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF), el 1 por ciento de las mascarillas que se desechan de forma incorrecta son equivalentes a más de 10 millones de cubrebocas al mes, los cuales afectan de manera directa al medio ambiente, sobre todo a los ríos y océanos.

Aunado a lo anterior, cada año 13 millones de toneladas de plástico se arrojan al mar, y la mitad de estos residuos se relacionan con artículos de un solo uso, revela el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente.

Respecto a la salud humana, diversos estudios aseguran que el Covid-19 puede permanecer activo en distintas superficies hasta por tres días, si los residuos de protección se manejan inadecuadamente los riesgos de contagio se podrían incrementar.

El Instituto de Ciencias del Mar y Limnología (ICML) de la UNAM destaca que en un día, una persona que trabaja en áreas de coronavirus puede requerir hasta 16 cambios de guantes, cuatro batas, cuatro cubrebocas desechables, una mascarilla N-95 y cubrebotas.

Si esta cantidad de artículos se multiplican por cada médico y número de hospitales que hay en México e incluso a nivel mundial, se podría visibilizar la magnitud del impacto que en el corto plazo generarán estos residuos.

Ornela Garelli, especialista en consumo responsable y cambio climático en Greenpeace, comenta que con la emergencia sanitaria también detectaron un aumento en el uso de plásticos desechables, como cucharas, vasos, contenedores de unicel para la comida y lonas de protección, por lo que aseguró que si estos residuos se llegan a manejar de forma incorrecta también generarían más contagios y problemas al medio ambiente.

“El Gobierno de la Ciudad de México diseñó una cartilla sobre el manejo correcto de residuos durante la emergencia sanitaria, en la cual se recomienda a las personas que sus desechos sean depositados en bolsas de plástico que estén rotuladas, con la intención de que los recolectores de basura no las abran y no corran riesgo de contagio.

“Aunque es buena la idea de generar un manual para el manejo de residuos, el gobierno debería crear una campaña más amplia, ya que esa información muchas veces no llega a toda la ciudadanía”, argumenta Garelli.

Te puede interesar: Los desechos de materiales médicos son un riesgo de propagación del Covid-19, alerta la UAM

Impacto inaplazable

Hasta ahora, la Secretaría de Medio Ambiente (Sedema) de la Ciudad de México no tiene cifras oficiales sobre el aumento de uso de desechables durante la pandemia, pero se estima que en abril, los trabajadores de limpia recogieron tres mil toneladas más de basura de las que se recolectaron antes de la crisis sanitaria sin protección suficiente, de acuerdo con la sección 1 del Sindicato Único de Trabajadores del Gobierno de la Ciudad de México.

Algunos especialistas aseguran la recolección de residuos no ha sido la adecuada, ya que algunos recolectores de basura han reportado la muerte de compañeros de trabajo por Covid-19.

Ante los efectos que se podrían desencadenar por el mal manejo de residuos, la Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda que se minimice la compra de artículos de protección, con la intención no generar más contaminantes, y si es que se van a desechar aconseja que sean separados, clasificados y etiquetados.

Una vez que los residuos salen de los hogares, la OMS sugiere que el transporte dentro y fuera de los establecimientos de asistencia sanitaria cumpla con los procesos de salubridad y seguridad, como es la desinfección generalizada y la protección y capacitación del personal.

La especialista en consumo responsable y cambio climático en Greenpeace Ornela Garelli argumenta que aunque este bien buscar la manera de gestionar los residuos, la apuesta debería ser evitar el consumo de guantes y cubrebocas desechables en la medida de lo posible, y optar por materiales que sean lavables.

“Es responsabilidad de todos cuidar nuestra salud, también es importante tomar consciencia sobre el impacto que estos residuos generan en el ambiente, nosotros apostamos por opciones reutilizables, y recomendamos que antes de consumir algo se piense en si es realmente necesario”, detalla la especialista en consumo responsable.

Lee: Se ‘inunda’ de desechos Presa la Boca


Notas relacionadas

Oct 21, 2020
Lectura 3 min

Salud

Previta, salud en los hogares con la misión de ayudar

José Pablo Espíndola


Oct 21, 2020 Lectura 3 min

Oct 20, 2020
Lectura 4 min

Oct 20, 2020
Lectura 2 min

Oct 20, 2020
Lectura 4 min

Comentarios