¡Tu navegador no soporta JavaScript!
Piensa
imagen principal

CERVANTINO

Regina Orozco y Omara Portuondo “enamoran” al público del Cervantino

José Pablo Espíndola

Las dos cantantes presentaron canciones de su nuevo material “Pedazos del corazón” que contiene boleros de Agustín Lara y Álvaro Carrillo; entre risas y recuerdos, el FIC vivió uno de sus espectáculos más esperados de esta 47 edición


Oct 13, 2019
Lectura 4 min
portada post

Omara Portuondo y Regina Orozco se apoderaron del Festival Internacional Cervantino 2019. Sus voces se mezclaron como dos buenas bebidas que embriagaron a los presentes, a través de los boleros de Agustín Lara y Álvaro Carrillo.

La noche también fue cómplice para que las dos artistas, la soprano mexicana y “La novia del feeling”, presentaran las canciones de su nuevo disco, “Pedazos del corazón’, material que se enfrentó a diversos obstáculos para poder ver la luz.

Con el aplauso de la gente el concierto dio inició. Regina tomó el escenario y el público del Cervantino que se encontraba en la Plaza de la Alhóndiga de Granaditas la arropó con un caluroso aplauso y con múltiples ovaciones.

La primera canción en aparecer fue “Lamento jarocho”, de Agustín Lara. “Canto a la raza, raza jarocha, raza de bronce, que el sol quemó. A los que sufren, a los que lloran, a los que esperan, les canto yo. Alma de jarocha que nació morena”.

“Buenas noches, gracias por estar aquí”, fueron las primeras palabras que dijo Orozco frente al público, antes de comenzar a cantar. “Por qué negar que fue la vida la que nuestras almas vino a separar y por qué mentir si es imposible que el corazón pueda sin amor vivir”

Para Regina Orozco no hay muchas cosas que decir sobre Agustín Lara y María Teresa Lara, porque siempre es mejor cantarlo y más cuando uno se siente necesitado de ese pedazo de corazón, por lo que es necesario decir “Ven acá”.

“Sabemos que Agustín Lara trabajó en un burdel muchos años, por eso quiero cantar este popurrí de mujeres galantes. ¡Que padre haber sido puta de Agustín! Saludos a todas las sexoservidoras que tienen todo mi respeto. Venden momentos de felicidad”, aseguro Orozco ante el aplauso del público.

“Noche de ronda”, “Aventurera” y “Cada noche un amor” formaron el popurrí dedicado a todas las “mujeres de la vida galante que venden momentos de felicidad. Después siguió “Granada”, que logró que el público aplaudiera al compás de la canción.

Regina contó cómo había surgido la colaboración con Omara Portuondo. Como en Cuba, en el Hotel Nacional, juntas comenzaron a cantar “Solamente una vez” y luego por más de dos horas no pararon. Así nació “Pedazos del corazón”, producto de la amistad y el desamor.

“Cuando canto con Omara pierdo el piso, se me quiebra el corazón, por eso les dedicamos estos pedazos del corazón”, afirmó Regina, antes de presentar a la leyenda del canto popular cubano.

La voz del caribe

Vestida de rosa salió Omara Portuondo, firme y entera a sus 88 años. Bromeó con Orozco sobre su escote. La cubana se refirió a Regina como “profesora”, mientras la mexicana la llamó “señorita” y juntas cantaron a dueto “Arráncame la vida”.

“María Bonita”, “Un poco más”, “Rival” y “Solamente una vez” fueron las piezas que la artista cubana interpretó sola sobre el escenario. Para después unir su voz con la mexicana con melodías de Álvaro Carrillo como “Amor mío”, “Sabrá Dios”, “Se te olvida” y “Sabor a mí”.

Posteriormente, Regina cantó como solista “Piensa en mí” y luego Omara “Veinte años” y “Dos gardenias” para finalmente unir sus voces con “Veracruz”, mientras las palmas del público se unían como muestra de su apoyo.

“Oiga usted, como suena la clave. Mire usted, como suena el bongo. Dígame, si las maracas tienen el ritmo que nos mueve el corazón”, interpretada por ambas artistas trajo alegría al escenario que hizo que varios de los presentes se levantarán de su lugar a bailar y cantar.

“La cumbancha”, de Agustín Lara, había sido la elegida por las artistas para despedir la noche, pero ante la insistencia del público y los gritos de “otra, otra, otra”, Regina y Omara decidieron cantar “Lágrimas negras”, pieza que arrebató el grito de los presentes.

Esta noche llena de romanticismo, risas, aplausos, recuerdos y mucho talento buscará repetirse en el escenario del Palacio de Bellas Artes el 16 de octubre, fecha en la que también saldrá el disco “Pedazos del corazón” en todas las plataformas y, finalmente, habrá otro concierto el 22 de octubre en el Centro Cultural Los Pinos.


Notas relacionadas

Oct 27, 2019
Lectura 3 min

CERVANTINO

Con Javier Camarena, termina Cervantino 2019

Fernanda Muñoz


Oct 27, 2019 Lectura 3 min

Oct 27, 2019
Lectura 3 min

Oct 27, 2019
Lectura 2 min

Oct 26, 2019
Lectura 2 min

Comentarios