Recordar, aprender y vivir con Mercedes Helnwein

Justo en el blanco, el primer libro de Mercedes Helnwein, habla del primer amor que todos llegamos a tener alguna vez. La autora austriaca describe cómo fue su proceso de escritura y ambientar la ficción en Florida

Justo en el blanco, el primer libro de Mercedes Helnwein, habla del primer amor que todos llegamos a tener alguna vez

Justo en el blanco, el primer libro de Mercedes Helnwein, habla del primer amor que todos llegamos a tener alguna vez

Comparte esta nota

Todos hemos pasado por un primer amor, que es idílico, al cual sobrevaloramos, porque aunque llena el corazón, viene siempre la ruptura, por lo que aprendemos a seguir adelante; es sólo con el paso del tiempo que valoramos esa añoranza, de volver a sentir y recordar lo que fue la adolescencia.

Justo en el blanco es, precisamente, eso, un libro que evoca los momentos de mayor lucidez de la juventud, de dos personas que se encuentran y se enamoran, pero al final hay una separación. Esta inspiración de Mercedes Helnwein se debe a que es una apasionada de este tipo de historias.

“Este periodo de tiempo creo que es interesante para todos, no pensaba en hablarle sólo a un público de esa edad, era abarcar el periodo que deja esa experiencia, que todos hemos pasado por ahí, y tampoco la pensé en términos de mercadotecnia, sólo intenté escribir una historia, sus personajes son jóvenes y entra como en la categoría de coming of age, y si a alguien le gusta, pues encantada”, platica la autora a Reporte Indigo.

Mercedes Helnwein es originaria de Austria; sin embargo, ha vivido intermitentemente entre Irlanda y Estados Unidos. En su adolescencia, recuerda, que con su familia visitó ocasionalmente Florida; pese a que este escenario solo lo ha recorrido algunas veces, lo escogió para que fuera parte de su ficción.

“Pasé parte de mi adolescencia ahí y pues creo que le tomé cierto gusto, me era muy fascinante por ser un lugar tan distinto de Europa, vaya, este clima tropical y atmósfera con serpientes, cocodrilos y tornados, incluso, plantas colgando de los árboles y, bueno, todo esto me parece interesante”, agrega la escritora.

Cabe resaltar que Helnwein es una artista multidisciplinaria, ya que se desarrolla también en el ámbito del arte plástico y la cinematografía, por ello considera que Justo en el blanco podría adaptarse al ámbito audiovisual, más no sabe si esto podría ser una película e, incluso, una serie.

“Creo que esto podría ser una serie, por ejemplo, para profundizar en los personajes secundarios. Espero que esto pueda pasar, porque cuando escribo trato de hacerlo lo más visual posible, incluso, pienso en el soundtrack; sin embargo, también podría ajustarse a ser una película, cualquiera de las dos opciones me gustaría que sucediera”, reflexiona.

Mercedes Helnwein se encuentra ahora desarrollando otra novela, que no es una continuación de Justo en el blanco, pero reconoce que quiere abarcar el periodo de cuando llega la adultez, porque también es apasionante de la vida, cuando la adolescencia queda atrás y la identidad está forjada, posiblemente, para el resto de la vida.

“Es que cuando eres joven y tienes entre 22 o 23 no hay un fin a tu vida, cualquier idea parece ser lo mejor y pues vas y lo haces, eso me gusta muchísimo de ese periodo, porque no hay responsabilidades reales, puedes creer lo que se te venga en gana. Nadie se preocupa por una hipoteca o de que llegarán los hijos, bueno, eso es la juventud”, agrega la autora.

Te puede interesar: Escritoras mexicanas usarán la poesía como denuncia

Salir de la versión móvil