En un movimiento inesperado, el show de los Muppets Babies hizo historia al presentar a uno de sus personajes icónicos, Gonzo, como un estandarte de la comunidad LGBT pues se declaró trans.

El capítulo llamado Gonzo-rella, una parodia de La Cenicienta, muestra cómo los Muppets Babies quieren jugar al baile real y para ello se vestirán con sus mejores ropas.

Mientras las niñas usarán vestidos y los niños un atuendo de caballeros, Gonzo se presenta con un vestido como el de una princesa, lo que sorprende a todos sus amigos.

En ese momento, Peggy dice que no es correcto porque así está escrito en el gran libro real.

Ante ello, Gonzo se deprime porque ahora tendrá que usar un uniforme de caballero. Para su fortuna se aparece su hada madrina quien le concede el deseo de vestirse como una princesa. La transforma en Gonzorella y acude al baile. Todos quedan maravillados por lo majestuoso que se ve como princesa.

“¡Guau! ¡Consigan muchos de esos vestidos! ¡Me encantaría usar un vestido así en tu baile real!”

Entonces Summer y Piggy le responden: “Pero Gonzo, Piggy y yo somos las princesas, usamos los vestidos”, dice Summer.

“¡Así es! De acuerdo con el manual real, las niñas vienen como princesas y los niños como caballeros”, agrega Piggy.

Finalmente Gonzo muy triste decide aceptar. Pese a la desilusión este cuento tiene un final feliz, ya que, Rizzo el Hada Rata Padre ve a su amigo sufrir y le da un vestido mágico y una máscara para que pueda asistir al baile.

Después del baile, los amigos de Gonzo lo encuentran y le dicen que se perdió el baile y la hermosa princesa que vino y bailó con ellos… ¡Pero es allí cuando Gonzo declara la gran sorpresa!

“Todos, hay algo que necesito decirles”, dice Gonzo mientras se pone una zapatilla de cristal, cual Cenicienta, “La princesa que vino a tu baile esta noche fui yo. ¡Soy Gonzorella!”

Al ser cuestionado por Piggy sobre haber omitido lo que le gustaba, Gonzo continúa: “Todos esperaban que me viera de cierta manera. No quiero que se enojen conmigo”, dice, “pero no quiero hacer las cosas porque esa es la forma en que siempre se han hecho. Quiero ser yo”.

Puedes leer: Plaza Sésamo: años de educar con la televisión

Al final sus amigos se disculpan por hacerle dicho cómo tenía qué vestir, y colorín colorado, este cuento se ha acabado.

Durante una entrevista con D23, el productor ejecutivo de Muppet Babies, Tom Warburton informó que siempre habían tenido el plan de hacer que Gonzo mostrase su lado género fluido, pero tuvieron qué esperar hasta encontrar la mejor idea.

“Desde el principio, queríamos hacer un episodio en el que Gonzo apareciera en la sala de juegos con una falda. Y no fue gran cosa”, dijo. “A nadie le importó ni lo cuestionó porque Gonzo siempre es 200 por ciento Gonzo el 347 por ciento del tiempo”. Pero otro productor tuvo una mejor idea.