Un estudio liderado por el microbiólogo Florian Krammer, del Hospital Monte Sinaí de Nueva York, revela que las personas que se recuperaron del COVID-19 luego de estar infectados sólo les bastará vacunarse con una sola dosis.

Y es que de acuerdo con la investigación, las personas que han pasado el COVID-19 podrían tener suficiente una sola dosis de las vacunas de Pfizer y Moderna (basadas en ARN Mensajero”, pues tras el primer pinchazo tienen una rápida y mayor respuesta de anticuerpos.

Los investigadores, liderados por Florian Krammer, comprobaron que las personas que habían pasado el virus mostraban una reacción mucho mayor a la primera dosis a la vacuna que aquellos que aún no habían sufrido la enfermedad, con efectos secundarios intensos como escalofríos, fiebre, fatiga o dolor de articulaciones.

Comprobaron que la reacción inmune era entre diez y veinte veces superior entre quienes habían pasado la enfermedad tras la primera dosis. En total examinaron la respuesta de 109 pacientes, de las cuales 68 no había pasado la enfermedad.

“Creo que con una dosis debería ser suficiente. Eso también ahorraría a mucha gente un malestar innecesario y dejaría a disposición de otros más dosis de vacuna”, apunta Kremmer.

Otro estudio, de la Universidad de Maryland, ahondaría en esa idea: los investigadores rastrearon la respuesta de 59 sanitarios frente a la vacuna, de los cuales 42 ya habían tenido la enfermedad.

Según sus datos, los que ya habían estado infectados desarrollaron altos niveles de anticuerpos tras la primera inyección en una cantidad comparable a la que se veía tras la segunda dosis entre quienes no habían enfermedo nunca.

Ante estos resultados, los autores sugerían dejar los últimos de la lista a quienes habían pasado el COVID y darles sólo una dosis en caso de escasez de vacunas.

Te puede interesar: México llegaría a cero contagios de COVID-19 hasta octubre de 2022: UAM