La tercera ola de COVID-19 en México está afectando a personas menores de 52 años que no se han vacunado, según datos de la Secretaría de Salud.

“La tercera ola, el tercer repunte se ha recorrido 6 a 7 años la distribución de edad. Hoy está afectando, predominantemente, a las personas jóvenes. La mayoría de las personas que están hospitalizadas por COVID-19 en este momento son personas menores a 52 años” destacó hace unos días el subsecretario de Salud, Hugo López-Gatell.

Pero el funcionario también reveló otro dato importante los contagios se han presentado en personas que no han sido vacunadas.

El pasado 13 de julio, López-Gatell reconoció que desde mediados de junio comenzó la tercera ola de contagios por COVID-19 en México y en los últimos días las autoridades sanitarias han informado que la variante Delta predomina en los nuevos casos de personas contagiadas.

Te recomendamos: IMSS confirma muerte de menor de edad a causa de COVID-19 en Sinaloa

Científicos han señalado que la variante B.1.617.2 del SARS-CoV-2, llamada Delta e identificada en India, puede contagiar a más personas, lo cual ha propiciado que incrementen los contagios y las hospitalizaciones.

Delta está en el centro de la tercera ola de contagios, con los jóvenes y las personas que no se han vacunado como grandes protagonistas.

Se han relajado las medidas sanitarias

Tras ser vacunadas muchas personas han comenzado a relajar las medidas básicas sanitarias como el uso del cubrebocas, el distanciamiento social, lavado de manos y evitar lugares cerrados donde se concentran muchas personas.

Las aglomeraciones se pueden observar en bares, restaurantes, zonas comerciales formales o informales, en tianguis, incluso en centros vacacionales, y a muchos se les observa sin cubrebocas.

Cabe señalar que la vacuna contra COVID-19 ayuda a que las personas no sean hospitalizadas o fallezcan, pero si pueden enfermar y contagiar a otras personas, lo que afecta a quienes no han sido vacunados.

Hasta esta semana se comenzaron a vacunar a personas mayores de 18 años en algunas partes del país, pero los contagios en niños han comenzado a aumentar y hasta ahora no se ha vacunado a ningún menor de 12 años en ninguna parte del mundo.

Expertos coinciden en que el COVID-19 nos ha enseñado a ser solidarios y ser conscientes que aunque estén protegidos con la vacuna, la segunda mejor forma de detener los contagios es continuar con las medidas sanitarias.

México sumó el viernes 16,421 nuevos casos de COVID-19 en las últimas 24 horas, la cifra más alta de contagios desde el 28 de enero y además, se reportaron 328 nuevas muertes, de acuerdo con el comunicado técnico de la Secretaría de Salud.

Más del 97 por ciento de las personas hospitalizadas por COVID-19 no estaban vacunadas

Científicos en la materia han informado que el 97 por ciento de los casos de personas que son hospitalizadas o pierden la lucha contra el COVID-19, o sus variantes es porque no están vacunadas.

Lee: Vencen el miedo a la vacunación anti COVID-19

Ante esto autoridades han decidido tomar otras medidas, por ejemplo, en Italia a partir del 5 de agosto será obligatorio mostrar el certificado sanitario del coronavirus antes de sentarse a la mesa dentro de un bar o un restaurante, informó el Gobierno de este país.

La premisa es clara: para poder retomar actividades que impliquen aglomeraciones de personas -principalmente ocio y turismo- será necesario estar completamente vacunado y tener un certificado que lo acredite, esto para que los contagios disminuyan y las  personas se vacunen, y así evitar los cierres de los comercios.

“Queremos evitar que un crecimiento de los contagios derive en nuevos cierres y el instrumento que tenemos es la vacuna. Por eso el mensaje es vacunarse, vacunarse, vacunarse”, resumió el ministro de Sanidad, Roberto Speranza, en una rueda de prensa.

Los expertos están particularmente preocupados por las poblaciones no vacunadas, ya que el 99.5 por ciento de las muertes por COVID-19 ocurren entre personas que no han sido vacunadas, indicó a CNN Vivek Murthy, director general de Sanidad de Estados Unidos.

“El mensaje sigue siendo que, si estás vacunado, estás protegido”, comentó Celine Gounder, especialista en enfermedades infecciosas del Centro Hospitalario Bellevue de Nueva York. “No tendrás una enfermedad grave, no te hospitalizarán ni morirás”.