Cada dia 28, de todos los meses, se observa recorrer la Ciudad de México a personas que llevan efigies de San Judas Tadeo, sin embargo, es el 28 de octubre cuando una gran celebración se lleva a cabo en las inmediaciones del templo de San Hipólito, ubicado en el centro de la entidad.

San Judas Tadeo se trata del “santo de las causas difíciles” y el fervor por su figura, sigue creciendo.

Feligreses afirman que los protege, cuida y cumple sus peticiones a cambio de las mandas que deben pagar.

De acuerdo con la iglesia católica, en donde se le venera, fue hijo de Cleofás y posiblemente hermano de otro apóstol, Santiago el Menor.

Su nombre está compuesto por dos palabras. Judas, una palabra hebrea que significa “alabanzas sean dadas a Dios”; y Tadeo, “valiente para proclamar su fe” u “hombre de pecho robusto”.

Al llamarse “Judas” es confundido a menudo con Judas Iscariote, quien según la tradición cristiana fue quien entregó a Jesús a las autoridades, lo que resultó en su crucifixión y muerte.

Te sugerimos: Devotos de San Judas desafían al COVID y se concentran afuera de San Hipólito

San Judas Tadeo estuvo presente en la llamada “última cena”, y fue el apóstol nombrado al final por Jesús.

Según un escrito de la Congregación para el clero, an Judas Tadeo y Jesús eran muy unidos. Según el escrito, Cleofás (su padre) se casó con María de Cleofás, hermana de la Virgen María, lo que convertía al apóstol y a Jesús en primos hermanos.

Este Santo cumplió con su misión de evangelizar Mesopotamia y al final, se reunió con Simón el Cananeo para predicar la palabra en Persia.

Su final llegó en el año 62, cuando fue martirizado en Suamir, donde le aplastaron la cabeza con una maza para después cortársela con un hacha.

San Judas Tadeo es celebrado cada 28 de octubre, pues fue la fecha en que fue ejecutado junto a San Simón, quien también es venerado en esta fecha.