Este año, el solsticio de verano, que da fin a la primavera y marca la llegada de la siguiente estación, comenzó en México a las 04:13 horas de este martes 21 de junio.

Se trata de uno de los eventos astronómicos de junio más esperados, el cual se caracteriza por el incremento de temperaturas.

Te sugerimos: Fenómenos astronómicos de junio 2022: no te pierdas las lluvias de estrella y la Luna de Fresa

Los solsticios, de verano e invierno, ocurren a la vez en el mundo, aunque sus horas locales varían.

¿Qué son los solsticios?

Estos eventos ocurren debido a que el eje de rotación de la Tierra está inclinado 23.4 grados respecto a la órbita del planeta alrededor del Sol.

Es precisamente esta inclinación la que provoca las estaciones en nuestro planeta, debido a que los hemisferios norte y sur reciben cantidades desiguales de luz solar a lo largo de un año.

De marzo a septiembre, el hemisferio norte está más inclinado hacia el Sol, lo que da lugar a la primavera y el verano, mientras que de septiembre a marzo, el hemisferio norte está más alejado, lo que da lugar al otoño y el invierno.

Por su parte, el hemisferio sur vive de manera contraria las estaciones; por ejemplo, toda Sudamérica acaba de entrar a invierno a partir de este martes 21 de junio.

En dos momentos del año, en los denominados solsticios de verano y de invierno, el eje terrestre está más inclinado hacia el Sol. El hemisferio más inclinado hacia nuestra estrella vive su día más largo, mientras que el más alejado vive su noche más larga.

Durante el solsticio de verano del hemisferio norte, que siempre sucede alrededor del 21 de junio, el

hemisferio sur pasa por el solsticio de invierno.

La Tierra no es el único planeta con solsticios y equinoccios; cualquier planeta con un eje de rotación también los tiene.

¿Qué es el solsticio de verano?

Es el momento exacto en que la estrella solar se encuentra más cerca del Trópico de Cáncer en el hemisferio norte, en la línea de latitud a 23,5 grados norte, que es el punto más septentrional al que puedes llegar y aún ver el Sol directamente sobre tu cabeza.

La Tierra está más alejada del Sol casi dos semanas después del solsticio de junio, durante el verano del hemisferio norte.

Diversas culturas han celebrado de manera notable, a lo largo de milenios, los solsticios de la Tierra.

Monumentos antiguos como la alineación de rocas de Stonehenge o las grandes Pirámides de Giza, se encuentran alineadas con el sol.

Algunas de las tradiciones alrededor del solsticio de verano son la festividad escandinava tradicional de Midsummer, la fiesta eslava de Ivan Kupala e incluso el moderno partido de béisbol que se lleva a cabo en Alaska.