Para la cantante chilena Trinidad Riveros, conocida como Princesa Alba, el camino hacia el feminismo fue muy natural. Creció bajo las enseñanzas de sus matriarcas, su abuela y su mamá, quienes sacaron adelante a su familia y, hasta el día de hoy, son su ejemplo a seguir.

“Son mujeres solteras, aguerridas, súper trabajadoras, no sabían que eran feministas, pero siempre me criaron así, como una mujer súper fuerte. Nunca fui muy docta y creo que no es necesario serlo, para mí fue inherente; mi manera de ver el feminismo es ser libre con mi cuerpo, mostrarlo como yo quiera, donde si ocupo una minifalda y perreo es porque a mí me gusta mi cuerpo”, cuenta Princesa Alba.

Bajo esta filosofía, la cantante explica a Reporte Índigo que decidió hacer algo desde su trinchera, así optó por el género urbano para alzar su voz y empoderar a las mujeres en medio de una escena que estaba dominada por los hombres.

Desde el 2018, con el lanzamiento del material Del Cielo Mixtape, Princesa Alba le canta al romance, al amor propio, pero también habló sobre las inseguridades y el placer en entregas como “Summer Love”; “Convéncete”, “Hacerte Mal” y “Mi Culpa”.

“Cargamos con una historia musical en que las canciones nos muestran todo el machismo que nos fue criando, pero también pasa ahora, con las letras de los reguetones. Sobre todo en Chile está habiendo una ola de música urbana que yo creo denota mucho a las mujeres, me da pena ver cómo niñas muy chicas las están cantando y no se dan cuenta lo que están repitiendo”
Princesa AlbaCantante

Al ver que la escena está inundada de estos mensajes, Princesa Alba decidió tomar al feminismo como una herramienta y llevar otro mensaje a las chicas, haciéndolo desde el amor propio.

“Todas mis letras no están pensadas para acoplarme a lo que está pasando en Chile, por ejemplo, queremos que se apruebe el aborto. Todo lo que hago es feminista y mis canciones van a ir siempre en ese espectro de apropiarnos de nuestra sexualidad, en contra de este amor romatico y más por el amor propio”, declara.

Para la chilena la pandemia implicó un momento de maduración, de repensarse y refrendar su mensaje. Por ello, durante el 2020 decidió tomar la pluma y pasar horas en su estudio para componer más canciones. De esta introspección surgió, en 2021, su último disco, Besitos, cuidate, el cual contiene tintes pop y una carga de power femenino.

“Para mí fue una oportunidad de hacer un conglomerado de toda las emociones, de rupturas y desilusiones amorosas, pero no quería que fuera el típico disco de rupturas amorosas, quería fuese un mensaje para todas las niñas, mujeres y adolescentes, pero desde la voz de la amiga, la sororidad es lo que se necesita para salir de ese momento”, indica.

El álbum contiene 11 canciones inéditas, compuestas por ella y trabajadas en la producción junto al chileno Pablo Stipicic; los argentinos Nico Cotton y EVLAY; y el español Alizzz

Cuenta además con las colaboraciones de la argentina Ms Nina, el referente del trap español Pimp Flaco y la brasileña Duda Beat.

Este año, para celebrar el éxito de este álbum, tras presentarlo en grandes festivales chilenos como Lollapalooza, Alba lanzó el pasado 6 de mayo una versión deluxe del sencillo que da por nombre al álbum “Besitos, cuídate”, el cual contó con la colaboración de la cantante española Paula Cendejas.

“La pandemia me ayudó a replantearme qué es lo que quería hacer como artista. Fue un momento súper importante en mi vida, de encontrarme conmigo misma, lo que quiero mostrar y Besitos, cuídate viene a demostrar todo”, abunda.

Por lo que, explica, se trata de un renacer, pues este periodo de pandemia se nutrió de muchas experiencias y aprendió a encontrarse consigo misma, con sus composiciones y música.

“El 2022 es una oportunidad de mostrar todo lo que aprendí y este proceso de maduración, super contenta de tocar, viajar, siento que es volver a ver la luz y demostrar todo lo que he venido trabajando”, indica.

Princesa Alba, una voz latina

Para la artista chilena es importante que todas las cantantes se unan para que con su música se sumen a la lucha feminista y así velar por los derechos de la mujer.

Sobre todo en Latinoamérica, pues, por desgracia, la situación de violencia de género impera en este lado del mundo.

“Como latinoamericanas tenemos que hacer eco de todas las situaciones que vamos viviendo. Todos los países finalmente vivimos la misma lucha, estamos pasos atrás de lo que necesitamos, de lo que las mujeres estamos reclamando.

“Hace muchos años que las antepasadas venían reclamando lo mismo y nosotras como generación tenemos la tarea de poder lograr lo que las mujeres vienen reclamando con las plataformas para potenciar este mensaje”, exclama.

A pesar de que hace años, cuando sacó su primera canción la criticaron porque era reguetón, ella deja a un lado estos comentarios, que lejos de sumar, sólo siguen promoviendo un mensaje de odio.

Por ello, más decidida que nunca, toma el género urbano, mezclado con el pop para seguir promoviendo el amor propio.

“Recibí mucho hate y machismo respecto a mi cuerpo, estaba en boca de todos, de que si estaba flaca, gorda, bonita, si no, que por qué una mujer hacía música urbana. Pero, de verdad, fue lo que catapultó que escogiera la bandera del feminismo.

“Mi misión fue hacerle notar a estos hombres y la sociedad sobre el machismo con el que vivimos, incluso por parte de otras mujeres que no se estaban dando cuenta. Por eso, mi conclusión es salir a hacer lo que quiera, y hasta el día de hoy lo sigo haciendo”, concluye.

Ella perrea con el urbano

Para Princesa Alba es necesario que su proyecto suene a sus raíces latinas y urbanas.

“El reguetón ha sido una constante porque soy latina, siempre he escuchado eso desde que tengo 10 años, no lo tenía en mi mp3, pero estuvo en la radio, en la fiesta, es muy natural en mí”, platica.

En conexión

FB: @PrincesaAlbaOficial

IG: princesa.alba

TW: @princesa__alba

También puedes leer: Cami Gallardo perrea por las mujeres en el reguetón