106

nominaciones al Emmy ha recibido la serie hasta este 2016


Martin ha declarado en múltiples ocasiones que Tyrion es su personaje favorito de su franquicia literaria 

Si el psiquiatra Frasier Crane viera el titular de que “Juego de Tronos” es ahora la serie que le desbanca en premios Emmy, seguramente entraría en crisis y le dedicaría uno de sus programas radiofónicos en la lluviosa ciudad de Seattle.

 

Y es que durante 11 años la serie del personaje que salió del bar “Cheers” –programa cómico que estuvo al aire de 1982 a 1993– se mantuvo con el récord de 37 estatuillas ganadas a lo mejor de la televisión estadounidense y en menos de la mitad de tiempo, llegó un nuevo rey al mercado del entretenimiento.

 

La serie creada por David Benioff y D.B. Weiss obtuvo la noche del domingo doce preseas en la ceremonia conducida por Jimmy Kimmel y con ello ganó el título de la más premiada de la historia por encima de “Frasier”.

 

Pero detrás de las seis temporadas de éxito basadas en el trabajo literario de George R. R. Martin, queda la duda de cómo han logrado amasar el gusto en el público y qué es lo que ha atrapado a las 

audiencias en torno a este drama fantástico.

 

¿Cómo logró “Juego de Tronos” consolidarse en seis años como la serie más premiada de todos los tiempos?

 

HBO sin pudor

 

Algo que los fanáticos del programa han apreciado y aplaudido desde el inicio de “Juego de Tronos” es que sus creadores no titubearon con la moral y el pudor del público, ya que las escenas de desnudo llegaron en la serie para quedarse.

 

Tal es el caso de Emilia Clarke, quien empezó siendo una completa desconocida en el mundo del entretenimiento y ahora es la respetada Daenerys Targaryen, “madre de dragones” y “reina de los Ándalos”, y tuvo que mostrarse tal cual llegó al mundo desde las primeras temporadas.

 

La misma actriz ha hablado en pro de cómo ella defiende el desnudo a cuadro y cómo es que esto no afecta su carrera profesional que ahora involucra trayectoria en la cinematografía.

 

Otra de las secuencias que más han llamado la atención en el programa es la escena del paseo de la vergüenza de Cersei Lannister, pero en este caso la actriz Lena Headey, que interpreta a la madre incestuosa no mostró su cuerpo, sino que usaron una doble de cuerpo y con efectos especiales se 

hizo el cambio de rostro en post-producción.

 

No es ‘El señor de los anillos’

 

Quienes no conocen el serial televisivo, podrían decir “es como ‘El señor de los anillos’”, pero la realidad es que a pesar de que el autor de las novelas si inspiró su trabajo en los libros de J.R.R. 

Tolkien, mucho dista este mundo ficticio de corte medieval con la travesía de Frodo por llevar el anillo a Mordor.

 

Además de que Peter Jackson abusó extendiendo “El hobbit” a tres películas y agregando personajes que no aparecen en el libro, en “Juego de Tronos”, George R.R. Martin ha estado involucrado en el desarrollo de la serie y los creadores de la misma han respetado el argumento escrito por él.

 

“Gobernar es difícil, esta era tal vez mi respuesta a Tolkien, que a pesar de que le admiro, tengo un problema con su literatura. ‘El señor de los anillos’ tenía una filosofía muy medieval: que sí el rey era un buen hombre la tierra podría prosperar. Si nos fijamos, en la historia real no es así de simple”, explicó Martin en una entrevista con Rolling Stone en 2014.

 

Peter Dinklage: un enorme talento

 

El humor, la ironía y el tono irreverente dentro de “Juego de tronos” ha sido macerado por un personaje que es amado por todo el público que sintoniza el programa de HBO.

 

Nadie puede negar que Tyrion Lannister habla, dice y expresa lo que ninguno se atreve en los Siete Reinos, por lo que su carisma atrapa a los televidentes.

 

Dinklage se ha hecho acreedor a dos Emmys al encarnar al último de los Lannister, y ha sido a raíz de su aporte actoral en “Juego de Tronos” que su carrera ha despuntado también en el cine.

 

Martin ha declarado en múltiples ocasiones que Tyrion es su personaje favorito, pero a pesar de eso el autor advertía a sus fanáticos que incluso este podría fallecer repentinamente.

 

“Yo amo ‘El señor de los anillos’ tanto las películas como los libros, pero como los elfos, los enanos son presentados como otra criatura, no son humanos en las historias, no tenemos elfos caminando, pero si hay enanos como yo, somos reales”, indicó Dinklage a The Guardian en 2015.

 

“Es agradable ser humanizado en la ficción aunque sea una vez. George R.R. fue muy inteligente para hacer de un enano un completo humano de carne y hueso”, indicó.

 

¿El juego del poder?

 

Sin duda el entramado político al interior de los Siete Reinos, es un agregado cultural que le da sabor a “Juego de Tronos” ya que a pesar de estar ambientada en una ficción fantástica, la lucha por el poder para alcanzar el trono de hierro, es la misma que sucede en cualquier esfera política del mundo moderno.

 

Inclusive el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, se ha declarado seguidor del programa, pidiendo a los productores que le adelanten episodios de la serie antes de salir al aire.