Entre las supersticiones más comunes se encuentra el considerar que el viernes 13, sea cual sea el mes en el que caiga esta fecha, es de mala suerte. 

Junto a cruzarse con un gato negro, el miedo por el viernes 13 se encuentra presente en varias culturas. 

El temor por esta fecha ha orillado a que incluso se omita el piso 13 de los edificios, pasando del 12 al 14, y que incluso aunque exista no se marque en el elevador. 

El número 13 siempre ha contado con una carga negativa, por estar relacionado a eventos como la Última Cena, tras la cual Judas traicionó a Jesús, debido a que fueron 13, los 12 apóstoles y el Mesías, quienes se sentaron a la mesa. 

Que sea precisamente el viernes el día en el que se considera que hay mala suerte se debe a que fue en este día cuando Jesús fue crucificado. 

¿Por qué se considera al viernes 13 un día de mala suerte? 

El viernes 13 es considerado un día de mala suerte debido a los eventos ocurridos en un día similar, pero de 1307. 

En octubre de ese año, los Caballeros Templarios, defensores de la religión católica y el Santo Grial según la leyenda, fueron apresados y juzgados ante la Inquisición Católica tras ser acusados de cometer crímenes contra dicha religión. 

Tras ser hallados culpables, los templarios fueron cazados y asesinados, y es por ello, por el derramamiento de sangre, que se considera un día maldito. 

Para reforzar esta superstición, en 1939 se registró el llamado “Black Friday” (viernes negro), un día en el que ocurrió uno de los peores incendios forestales de la historia del planeta. 

Según un registro del Medical Journal, entre los años 1989 y 1992 se registró un aumento de accidentes de tráfico en territorio británico durante los viernes 13.

Como dato curioso, el viernes es el día de la semana que más veces ha coincidido con el número 13 a lo largo de la historia.

En el calendario gregoriano, en 4 mil 800 meses, 688 veces ha ocurrido esta coincidencia.