A principios del año, vecinos del poblado de Oztoyahualco, en la zona arqueológica de Teotihuacán, Estado de México, alertaron sobre una edificación a pocos metros de las pirámides, en la cual, maquinaria pesada, tractores y albañiles trabajan en la construcción de un centro recreativo del cual, hasta la fecha, no se ha esclarecido cómo será su funcionamiento.

Actualmente, los terrenos, que abarcan siete hectáreas en Oztoyahualco, dentro del “Área B”, se encuentran ocultos por una barda. Especialistas indican que en esta zona había tres montículos sin explorar y uno, por lo menos, fue destruido por los albañiles.

Sin embargo, por decreto presidencial está prohibido realizar construcciones dentro de esta área protegida, que además fue declarada en 1987 Patrimonio Mundial de la Humanidad por la UNESCO, nombramiento que corre peligro, así lo dio a conocer Saúl Alcántara Onofobre, presidente del Consejo Internacional de Monumentos y Sitios de México (ICOMOS), órgano consultivo de la UNESCO, pues dichas obras ilícitas amenazan los vestigios arqueológicos ubicados en este sector.


La Lista del Patrimonio Mundial incluye en la actualidad un total de 1,121 sitios, 869 culturales, 213 naturales y 39 mixtos

Dicho escrito, en el que se pide frenar las construcciones, fue enviado a la secretaria de Cultura, Alejandra Frausto; al gobernador del Estado de México, Alfredo del Mazo; al representante de la UNESCO en México, Frédéric Vacheron y al director del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), Diego Prieto.

“Las obras de excavación con maquinaria pesada pueden afectar significativamente el territorio de una zona que, supuestamente, debería estar protegida. Es en estas hectáreas donde se encuentran vestigios arqueológicos habitacionales y monumentales que también están en peligro, pues están siendo saqueados por las personas responsables de dicha construcción”, dictó Saúl Alcántara.

En un comunicado, la Secretaría de Cultura federal y el INAH “condenaron energéticamente” la destrucción arqueológica que se lleva a cabo en el predio y que se tratan de “obras no autorizadas” y, afirman, han realizado todas las acciones correspondientes para perseguir la comisión de presuntos delitos contra el patrimonio de la Nación, de acuerdo con la Ley de la materia, con el fin de detener los daños que se están ocasionando en el área, la cual incluye, al menos, 25 estructuras arqueológicas y grutas con vestigios prehispánicos.

Asimismo, se indicó que el personal del INAH realizó inspecciones y ordenaron, desde el 5 de marzo de este año, la suspensión de obras colocando los sellos respectivos. No obstante, al continuar los trabajos, el 30 de marzo se llevó a cabo una segunda diligencia de suspensión. Debido a que los sellos fueron violados y las obras continuaron, el 20 de abril se presentó una denuncia ante el Ministerio Público Federal con sede en Texcoco.

Rogelio Rivero Chong, director de la zona arqueológica, se pronunció en contra de la construcción y mencionó que está en espera que las autoridades de la Fiscalía sigan el caso y ayuden a frenar la destrucción que se está generando.


De acuerdo con registros del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), la zona arqueológica de Teotihuacán es la más visitada en México; en 2019 recibió 2.6 millones de visitantes

¿Un Walmart en Teotihuacán?

En 2101, el periódico The New York Times sacó a la luz los sobornos que ejecutivos mexicanos de Walmart pagaron, en 2003, para cambiar el uso del suelo alrededor de la zona arqueológica de Teotihuacán para así poder abrir una nueva tienda

A punto de colapsar

En 2014, el físico Arturo Menchaca, de la UNAM, realizó un estudio que reveló que la Pirámide del Sol tiene un desgaste en el costado izquierdo que podría provocar su colapso. De acuerdo con la investigación, esto se debería a los diferentes niveles de humedad

Petición

Desde hace aproximadamente dos años, arqueólogos y especialistas han pedido que se restrinja el acceso a las pirámides de Teotihuacán debido a la erosión que sufren los escalones de las estructuras, que ya están perdiendo su diseño original

Toma nota

Estos son los requisitos para que recintos y bienes aspiren a formar parte de la Lista del Patrimonio Mundial:

  1. Tiene que ser una representación de la genialidad creativa del ser humano
  2. Dar fe de un importante intercambio de valores y conocimientos humanos a lo largo de un periodo de tiempo o dentro de una región cultural del mundo, en el desarrollo de la arquitectura, tecnología, artes monumentales o el urbanismo
  3. Aportar un testimonio único o, por lo menos, excepcional; de una tradición cultural o de una civilización existente o ya desaparecida
  4.  Ser un edificio o un paisaje que sea ejemplo de una etapa significativa de la historia humana
  5. Ejercer de ejemplo relevante de una tradición de asentamiento humano, utilización del mar o de la tierra, que sea representativa de una o varias culturas o de la interacción humana con el entorno. Sobre todo, cuando sea vulnerable frente al impacto de cambios irreversibles
  6. Estar directa o tangiblemente asociado con tradiciones o acontecimientos vivos, con ideas, con creencias, con trabajos artísticos y literarios de destacada significación universal. En este caso, el comité valora que cumpla, también, con algún otro criterio

En el caso de los sitios naturales, las exigencias son:

  1. Albergar fenómenos naturales muy relevantes o áreas de excepcional belleza natural
  2. Ser testigo de alguna etapa de la historia de la tierra, ya sean procesos geológicos o testimonios de vida
  3. Ejemplificar un proceso ecológico y biológico fundamental en el curso de la evolución de los ecosistemas
  4. Acoger los hábitats naturales más importantes y representativos para la conservación de la biodiversidad, incluyendo aquellos que contienen especies amenazadas

También puedes leer: Peligra zona arqueológica de Teotihuacán por construcción de supuesto parque de diversiones