¡Tu navegador no soporta JavaScript!
Piensa
imagen principal

GOT

Por qué el encuentro entre Jaime y Daenerys es más importante de lo que parece

Roberto Trejo

Jaime Lannister se ganó el apodo de “Matarreyes” justamente por haber asesinado al padre de Daenerys; un acto heroico que fue tachado de traición


Abr 20, 2019
Lectura 5 min
portada post

La serie Game of Thrones mostrará este domingo uno de los encuentros más importantes de la historia; el de Daenerys Targaryen y Jaime Lannister, también conocido en Westeros como el “Matarreyes”.

Aunque la relación entre Jaime y Daenerys es prácticamente inexistente, tienen un pasado en común lleno de conflictos como el de ningún otro personaje de la ficción creada por George R. R. Martin.

Y es que Jaime Lannister se ganó el apodo de “Matarreyes” justo por haber asesinado a Aerys II Targaryen, el padre de Daenerys, mejor conocido como el “Rey Loco” por su extrema crueldad y fascinación por quemar personas.

“Cuando era un niña, mi hermano me contaba un cuento sobre el hombre que mató a nuestro padre (…) sobre todas las cosas que le haríamos a ese hombre”, se le escucha decir a la Madre de los Dragones en el adelanto promocional.

Tenemos, entonces, dos diferentes interpretaciones de los acontecimientos que finiquitaron la dinastía Targaryen. Mientras Daenerys ve al hombre que traicionó y asesinó a su padre, Jaime considera ese como su mayor acto de heroísmo.

Durante el reinado de Aerys II, Jaime se unió a la Guardia Real y juró proteger la vida del rey bajo cualquier circunstancia; juramento que le impedía contraer matrimonio o convertirse en un futuro en jefe de la casa Lannister.

Avanzada la Rebelión de Robert, el Rey Loco asumió que si el caía, King’s Landing lo haría también, por lo que colocó grandes depósitos de fuego valyrio debajo de la ciudad para hacerla volar con sus miles de habitantes.

Al enterarse del plan y luego que Aerys II le pidió la cabeza de su padre Tywin, Jaime decidió romper su juramento y asesinó por la espalda al rey que había prometido proteger con su propia vida.

Aunque Jaime nunca reclamó el trono para él, Ned Stark, el aliado principal de Robert Baratheon, lo encontró sentado en éste con la espada ensangrentada, por lo que no tardó en acusarlo de traición.

Roberto Baratheon, el nuevo rey, fue más benevolente y decidió perdonarlo, no sin antes apodarlo “Matarreyes”, una marca que en pocas palabras decía: Jaime Lannister no tiene honor, no puede guardar juramentos y no es de fiar.

“¿Tú crees que el honorable Ned Stark quería oír mi versión? Decidió que era culpable. Ni siquiera posó su mirada en mí. ¿Con qué derecho el lobo juzga al león”, fueron las palabras de Jaime Lannister durante la tercera temporada.

Pese haber salvado a miles de personas de morir envueltas en fuego valyrio, la gente juzgó a Jaime por su “traición” al rey, lo cual lo marcó fuertemente.

Por aquellos tiempos, Daenerys apenas había nacido en Dragonstone, su madre murió durante el parto, por lo que quedó al cuidado de su hermano Viserys, con quien se ocultó durante 16 años para no ser encontrados por Robert Baratheon.

Durante aquel exilió, Viserys se encargó de contar cómo Jaime Lannister había asesinado y traicionado a su padre Aerys, así como las atrocidades que cometió el ejército Lannister a su llegada a King’s Landing.

“Allí está. Esa es la expresión. La he visto durante 17 años en un rostro tras otro. Todos me desprecian. Matarreyes. Rompejuramentos. Un hombre sin honor”, le dice Jaime a Brienne de Tarth en la tercera temporada.

La evolución de Jaime ha sido una de las más notorias en toda la serie. El público comenzó odiándolo por haber arrojado desde lo alto de una ventana a Bran Stark, luego que éste lo vio teniendo sexo con su hermana Cersei.

Luego fue mutilado de la mano derecha, aquella que lo convirtió en uno de los mejores guerreros de Westeros; allí comenzó su proceso de redención y su alejamiento de las crueles prácticas de Cersei.

De hecho, Jaime se encuentra ahora en el norte porque juró que pelearía contra el ejército del Rey de la Noche. Cersei decidió romper esa promesa, pero Jaime viajó miles de kilómetros para pelar al lado de antiguos enemigos.

Irónicamente, es el propio Bran, convertido en el Cuervo de Tres Ojos, quien podría defender a Jaime ante Daenerys y constatar los hechos que llevaron a la caída del Rey Loco.

Por otra parte, es casi seguro que Brienne de Tarth también meterá las manos por Jaime, pues ella ha sido la principal testigo de la evolución de este personaje; ahora uno de los más queridos por los fans.

Será curioso también ver cómo su hermano Tyrion, mano de la reina de Daenerys, trata de defenderlo frente a la gran asamblea norteña; pues Jaime hizo lo mismo durante el juicio de Tyrion en King’s Landing.

Cabe mencionar que durante la séptima temporada, Jaime estuvo cerca de asesinar a Daenerys en el campo de batalla. Aunque no llegaron a cruzar palabra, es casi seguro que ese incidente también aparezca en el juicio.

Claro está que por más que Jaime libre el juicio por haber matado al Aerys II, aún deberá enfrentar la acusación de intento de asesinato contra Bran; una acción que para nada está justificada.

Sea como sea, el segundo episodio de la octava y última temporada tiene todos los ingredientes para ser uno de los mejores de la serie.


Notas relacionadas

May 20, 2019
Lectura 2 min

May 12, 2019
Lectura 5 min

May 5, 2019
Lectura 3 min

Abr 28, 2019
Lectura 2 min

Comentarios