Netflix enfrenta un proceso penal en un condado de Texas por la controvertida película francesa ‘Cuties’ (‘Guapis’ en España).

Según un comunicado del martes de la oficina del fiscal de distrito del condado de Tyler, la película promueve material visual “lascivo” de menores de edad.

La acusación fue presentada el 23 de septiembre, informó el representante de Texas, Matt Schaefer.

El documento señala que Netflix promovió, distribuyó y exhibió material que “describe la exhibición lasciva de los genitales o el área púbica de un menor de 18 años vestido o parcialmente vestido” por el “interés lascivo en el sexo”.

También afirma que la obra no tiene un “valor literario, artístico, político o científico serio”.

Lee: Hipersexualización infantil, un problema al que se encuentran expuestos los niños

En respuesta a la acusación, Netflix declaró a NBC News que el cargo “no tiene fundamento”, ya que ‘Cuties’ es un “comentario social contra la sexualización de los niños pequeños”.

En agosto, Netflix decidió cambiar el cartel y descripción de su nueva película original “Cuties”, tras recibir críticas de los usuarios.

A través de redes sociales, usuarios usaron el hashtag #NetflixPedofilia para acusar a la nueva producción de la plataforma streaming de sexualizar a menores de once años.

Incluso, algunos hicieron un llamado para promover un boicot contra el servicio online.

La película, que se estrenó como Mignonnes en Francia y en febrero ganó un premio por la dirección del Sundance Institute.

La película trata de una niña de 11 años llamada Amy (Fathia Youssouf) que lucha por encontrar su lugar. El argumento de “Cuties” se centra alrededor de una niña musulmana de 11 años que “comienza a rebelarse contra las tradiciones conservadoras de su familia cuando queda fascinada con un grupo de baile de espíritu libre”, según Netflix.

Te recomendamos: Netflix cambia cartel de cinta tras críticas por sexualizar niñas