El Papa Francisco llegó rompiendo esquemas en el Vaticano. No solo está haciendo una “limpia” para reformar las leyes vaticanas con el objetivo de ponerle fin a los corruptos, pederastas y al lavado de dinero dentro de la Santa Sede, también se ha vuelto un predicador dentro de la Red.

Durante su visita a Brasil, aseguró que otorgaría indulgencia plenaria a los feligreses que siguieran el evento vía streaming por Twitter.

También anunció que se crearon cuentas de Twitter oficiales –en diferentes idiomas–, con el fin de acercar e integrar las nuevas tecnologías a la práctica de la fe.

Lo más sorprendente no son los tuits del Vaticano, sino que según el reporte más reciente del Estado de Internet, elaborado por Akamai, firma de conexión y monitoreo de Internet, la elección del Papa Francisco triplicó –de enero a marzo de este año– las métricas de streaming de videos online.

Mientras el mundo esperaba el humo blanco que anuncia  cuando el Cónclave ya ha tomado una decisión, el 13 de marzo de este año, el tráfico de videos con el evento en vivo por Internet se disparó como con ningún otro suceso.

Su Santidad en 140 caracteres
El Papa Francisco en Twitter