Perla Ediciones es una editorial mexicana independiente que nació con el objetivo de romper con la idea de que de los libros no se puede vivir. Su equipo quiere demostrar que todo es posible teniendo paciencia y poniéndole mucho amor al trabajo.

Su finalidad es traerle al público latinoamericano una serie de clásicos contemporáneos con traducciones nuevas, sus mejores ediciones, y con el prólogo y el epílogo ilustrados por mexicanos talentosos para intentar, por un lado, reivindicar al libro como objeto y, por el otro, demostrar que desde Latinoamérica, en especial desde México, sí se pueden hacer las grandes ediciones y traducciones. Además, de rescatar el poder de la literatura fantástica para entender el mundo y generar alegorías y metáforas que permitan al lector desarrollar una conciencia crítica desde la ficción.


“El hecho de haber nacido en pandemia nos obligó a replantearnos el modelo de negocio y entonces a raíz de que las librerías cerraban y de que todo sigue siendo incierto, abrimos nuestro portal de venta directa que es perlaediciones. com; de eso estamos muy orgullosas y contentas”

Wendolín Perla

Editora

El hombre que perdió su sombra, Nuevas noches árabes, La casa de las almas, La hija del rey del país de los elfos, Los mejores relatos de crimen y suspenso y Princesa Fátima, mujer guerrera, son algunas de sus publicaciones.

“En realidad, la editorial surge, porque cuando yo renuncié a la editorial en la que trabajaba, yo soy traductora, decidí volcarme a la tarea de traducir el libro que considero el poema más grande de todos los tiempos y que no se encontraba en español que es La hija del rey del País de los Elfos, de Lord Dunsany”, cuenta Wendolín Perla, la fundadora y directora editorial.

Ella asegura que comenzó la traducción sin ninguna aspiración ni nada.

“Pensé, lo traduzco en lo que hago otras cosas, y después coloco mi traducción para que se publique este libro en español; sin embargo, en paralelo me asignaron la traducción de Rey mono, que es otro de los libros punteros del catálogo y cuando terminé ambas traducciones me envalentoné y dije estos libros son preciosos, qué tal si los hago realidad”, cuenta.

Esos dos libros son en realidad la génesis de este proyecto, a los cuales se les fueron sumando otros títulos que para Perla son fundamentales. La mayoría se clasifican como clásicos contemporáneos, en tanto que todavía se pagan regalías por ellos.

“La industria editorial está bastante obsesionada con lo nuevo y con lo que viene y con lo que va a explotar y a mí me gusta más la labor editorial en retrospectiva, es decir, mirando al pasado para tratar de rescatar joyas que todavía resuenan en la mente de los lectores contemporáneos”, explica Wendolín.

El arte de hacer libros en Perla Ediciones

Todas las obras de Perla Ediciones están impresas en un papel ecológico que está tratado con una pasta química, la cual se importa, que garantiza que sus hojas no se amarillentarán por 100 años. Cuentan con un certificado que lo avala.

“Es un papel súper especial y cuidado, cuando lo toques y lo veas es precioso, no se amarillenta y mantiene su textura. Además, están impresos a fibra, lo que quiere decir que tú no tienes que estar batallando con el libro para que se mantenga abierto, porque naturalmente se mantendrán así”, explica su directora editorial.

A diferencia de la mayoría de los libros que se encuentran en el mercado, los de Perla Ediciones están cocidos y no pegados, lo que quiere decir que no se deshojarán. Por su parte, los acabados cuentan con una textura aterciopelada y con un laminado UV a registro.

“Los libros están envueltos con unas guardas con el logotipo de la editorial como para hacer la experiencia más elegante e inmersiva. También cabe destacar que todos llevan una fajilla hermosa y tienen solapa”, dice Perla.

Sí se lee en México

Wendolín Perla asegura que la gente en México sí lee; para ella, los que están erróneos son los datos, por lo que califica a las encuestas de “aleatorias y muy extrañas”.


“La gente sí lee y no existe comparación entre las ventas en físico y en digital, en México todavía se consumen más libros físicos que ebooks o audiolibro, entonces, lo que en realidad hace falta es más rigor y más sistematización de la estadística, pero lectores sí hay”

Wendolín Perla

Editora

Pareciera que el nacer en pandemia (agosto, 2020) fue una decisión de marketing, pero la directora editorial explica que en realidad lo que pasó fue que la crisis sanitaria les cayó encima y ya habían contraído muchas obligaciones, deudas y compromisos, por lo que no pudieron esperar más.

“El hecho de haber nacido en pandemia nos obligó a replantearnos el modelo de negocio y entonces a raíz de que las librerías cerraban y de que todo sigue siendo incierto, abrimos nuestro portal de venta directa que es perlaediciones.com; de eso estamos muy orgullosas y contentas”, expresa.

El encierro y la pandemia, comenta, ha posibilitado la creación de una comunidad de lectores que se vincularon desde la virtualidad, porque la gente buscó opciones donde aprender cosas nuevas, por lo que este contexto favoreció a la editorial.

“Tenemos la ambición de salir con cuatro libros más este año, estamos trabajando para lograrlo y tener una preventa. Y nuestro objetivo a media plazo es poder publicar unos ocho libros al año, mantenernos y romper con la idea de que de los libros no se puede vivir”, platica.

Conócelos

Para conocer el catálogo completo de la editorial visita https://perlaediciones.com/libros

También puedes leer: FCE regala libros en Navidad con Pasión por la Lectura