Sor Juana Inés de la Cruz desafió al machismo del siglo XVII a través de sus letras; su vida y sus poemas dan testimonio de ello. Ahora, en pleno siglo XXI, la llamada “décima musa” continúa con su labor, pero perreando en esta ocasión.

Como parte de la obra de teatro Mujeres con pantalones interpretadas por un hombre con faldas, el actor Pedro Kóminik le da vida, además de a Sor Juana, a María Ignacia “La Güera” Rodríguez, Frida Kahlo y a María Félix, mexicanas icónicas que movieron al país gracias a su trabajo.

La trama gira en torno a Tito, un hombre poco talentoso hijo de La Gran Mamá Cumba, pitonisa de Catemaco, quien le hereda el Centro Mágico Sensorial convertido en tintorería, con la misión de encontrar sus propios poderes. Para ello, evoca a estas grandes mujeres, acompañado de Tizoc, su incondicional compañero.

“Es una obra vertiginosa que requiere la energía brutal de una comedia musical, el ingenio y la velocidad del cabaret y el rigor y la demanda física que pide el clown. Así que todos los martes, a las 20:45 horas, en el Teatro Milán, me aviento mi mini triatlón, es como un mini reto múltiple, pero me siento muy encantado porque me obliga a ponerme al mil de mis capacidades para entregarme por completo a la gente”, asegura Pedro Kóminik, en entrevista con Reporte Índigo.

Además de calificarla como “una idea ingeniosa”, Pedro comparte los dos motivos que lo movieron para participar en este proyecto de Alejandro Villalobos. Por un lado, el reto de interpretar a cinco personajes sobre el escenario, haciendo los cambios prácticamente a vista del público. El cambio para el que tiene más tiempo es de un minuto 40 segundos.

“Sobre todo, a personajes tan icónicas, como Sor Juana Inés de la Cruz, ‘La Güera’ Rodríguez, María Félix y Frida Kahlo, aprovechando mis herramientas como actor para poder hacerlo desde un lugar de comedia, pero que siga siendo un homenaje a estas grandes mujeres”, explica.

El segundo motivo es el poder participar en un musical mexicano original y apoyar a un autor que va francamente en ascenso, como lo es Alejandro Villalobos; y a una compositora mexicana como Analí Sánchez Neri.

“Creo que a estas alturas de mi trayectoria —tengo 40 años trabajando en lo que hago— poder ser un vehículo para que estas nuevas generaciones de creadores lleguen a una audiencia más grande de la manera más poderosa que podemos tener a la mano, que es la comedia y la risa, entonces, creo que ahí fue donde yo caí redondito para hacer esta obra”, cuenta el actor.

“El reto es hacer mi versión, son zapatos grandotes que llenar, entonces, de repente ver que la gente grita ‘Te amamos, María’, son cosas que normalmente no vives en el teatro y creo que ahí sí ha sido esta bonita mancuerna entre autor, director, compositora y elenco”
Pedro KóminikActor

Homenaje a las mexicanas de Pedro Kóminik

Pedro Kóminik tiene clarísimo que son las mujeres quienes cambian y avanzan los modelos sociales en este país, por lo que, para él, “las mujeres con pantalones son las mexicanas, quienes nos enseñan resiliencia”.

Sor Juana Inés de la Cruz, “La Güera” Rodríguez, María Félix y Frida Kahlo son sólo un puñado de todas aquellas que han marcado la historia de México con su trabajo, cuya herencia está, opina Pedro, en nuestras madres, hermanas y compañeras de trabajo.

“México ha sido un país de mujeres notables, no solo dentro, sino hacia afuera. Las mujeres con pantalones son aquellas que aguantan vara y salen adelante”, considera el actor.

Dentro de la puesta en escena, cada una de estas mujeres tiene “sus momentitos muy coquetos”. Sor Juana Inés de la Cruz reguetonea y perrea hasta el suelo, como solo una jerónima puede hacerlo, mientras que Frida Kahlo es una coyoacanera que canta como Natalia Lafourcade.

“La gente saca sus celulares como en concierto, la verdad, es que está siendo una experiencia bien sabrosa, porque buscamos que sea irreverente, pero siempre sumándole, en este caso, a la visibilización necesaria que hay con respecto a la equidad para las mujeres”, dice Pedro.

La Güera” Rodríguez canta de tal forma que el público termina con “la mandíbula en el piso” y se pone de pie a la mitad de la obra para aplaudirle. A María Félix la gente le grita “te amo, María”, algo poco usual en el teatro.

“Creo que una de las cosas que me ha ayudado mucho en esta puesta en escena es mi trabajo en el teatro-cabaret, que es una de las cosas que hecho toda la vida. Creo que ahorita uno de los retos sabrosos que me propuso Alex fue entrarle a este nuevo drag que está tan de moda, de hacer estas como magnificaciones de estas personajas (sic)”, comparte el actor.

Pedro confiesa que lo hace con mucho rigor, con sus bonitas “horas nalga” de por medio, pero una vez que tiene la investigación, suelta la correa de la creatividad y se divierte mucho con ellas.

Mujeres con pantalones interpretadas por un hombre con faldas se presenta todos los martes, a las 20:45 horas, en el Teatro Milán, hasta el 27 de diciembre

Luchar por la equidad de género, opina Kóminik, es una tarea en la que tiene que participar toda la sociedad, no solo en México, sino en todo el mundo. Y si bien hay muchos espacios donde se hace desde la solemnidad, también hay que entrarle desde el humor, la risa y la buena onda.

“Tenemos que entender que los feminismos no son un asunto de moda de los años recientes, porque mujeres como Sor Juana, desde el Virreinato, rompieron el molde de lo que se suponía tener que ser mujer. ‘La Güera’ Rodríguez, de quien la historia subraya que tuvo muchos amantes, fue una gran estratega política y una de las grandes gestoras de la Independencia de México; entonces, también de repente empezar a entender que lo mejor de nosotros ahora como mexicanos viene de estas mujeres”, resalta el actor.

En conexión

IG lagranmamacumba

TW @lagranmamacumba

Te puede interesar: La serie “My Life is Murder” mezcla misterio y comedia y empodera a las mujeres