La cantante mexicana Paulina Rubio se convirtió en la estrella de una nueva campaña para Peta (People fotografía Ethical Treatment of Animals) Latino, en la que que alerta sobre los peligros que puede traer el mantener encerrado a un perro en un automóvil durante temporada de calor.

En el video, disponible en redes sociales, la ex integrante del grupo musical Timbiriche trata de escapar en una camioneta en medio de altas temperaturas, hasta que se sofoca y sufre una terrible muerte.

Con su participación, Paulina Rubio se une en la lucha de Peta para defender los derechos de los animales.

“Los perros pueden sufrir golpes de calor y morir en minutos”, reza el comercial de PETA.

“Por favor, nunca dejes a tu perro dentro de un auto en días calurosos”, se invita en el comercial.

En su cuenta de Twitter, PETA Latino presumió la participación de la cantante de pop: “La actriz y cantante Paulina Rubio quiere recordarte que los sofocantes coches son como un horno para los perros. Nunca los dejes dentro de tu carro, ¡las consecuencias podrían ser mortales!

En su blog, PETA Latino señala que “en un día de 78 grados, la temperatura dentro de un auto puede dispararse a 100 y 120 grados en apenas minutos, y en un día de 90 grados, la temperatura interior puede llegar hasta los 160 grados en menos de 10 minutos”.

Para combatir el calor, los perros solo pueden enfriarse jadeando y transpirando a través de las almohadillas de sus patas; de no morir, una situación así puede provocar daños cerebrales en el cerebro de tu mascota.

Para identificar golpes de calor en los perros, PETA invita a estar pendientes de síntomas como agitación, sed excesiva, saliva espesa, jadeo intenso, letargo, falta de apetito, lengua oscurecida, latidos acelerados, fiebre, vómitos, diarrea sanguinolenta y falta de coordinación.

En estos casos, se sugiere dar agua para beber al animal e incluso rociarlo con una manguera con agua fresca, pero no congelada; es importante que un veterinario revise al perro.

“Puedes también ubicar al perro frente a un ventilador. Aplicarle toallas mojadas frescas (pero no demasiado frías) por el estómago, pecho, almohadillas e ingles también puede ayudar. Ten cuidado de no enfriar por demás al animal”, señala PETA.