Paramore: Los mejores riffs del pop

Tras la salida en 2010 de los hermanos Josh y Zach Farro (guitarra y batería, respectivamente), la banda de pop–punk de Franklin, Tennessee, sufrió una reconfiguración: el quinteto se convirtió en un power trío. 

Paramore se refundó después de grabar “Brand New Eyes” (2009), su tercer álbum producido por Rob Cavallo, famoso por llevar a Green Day a las masas. 

Ahora como un trío liderado por la pelirroja vocalista Hayley Williams, Jeremy Davis en el bajo y Taylor York en la guitarra, Paramore está de regreso y suenan mejor que  nunca. 

Comparte esta nota

Tras la salida en 2010 de los hermanos Josh y Zach Farro (guitarra y batería, respectivamente), la banda de pop–punk de Franklin, Tennessee, sufrió una reconfiguración: el quinteto se convirtió en un power trío. 

Paramore se refundó después de grabar “Brand New Eyes” (2009), su tercer álbum producido por Rob Cavallo, famoso por llevar a Green Day a las masas. 

Ahora como un trío liderado por la pelirroja vocalista Hayley Williams, Jeremy Davis en el bajo y Taylor York en la guitarra, Paramore está de regreso y suenan mejor que  nunca. 

Este proceso de refundación no hubiera sido posible sin la participación estelar de Justin Meldal-Johnsen, quien es el productor de su cuarto álbum homónimo. 

Meldal-Johnsen es mejor conocido por haber sido bajista de Beck por más de una década y más recientemente de Nine Inch Nails. Su versatilidad está probada: ha trabajado con actos que van desde Air a Dixie Chicks, además de tener credenciales como coliricista junto a Macy Gray y director musical de Gnarls Barkley. 

Para suplir el hueco que dejó en la batería Zach Farro, Paramore reclutó a Ilan Rubin, exbaterista de Lostprophets desde 2009 miembro de la banda de Trent Reznor, Nine Inch Nails. El poder de Rubin se siente por todo el álbum. 

La magia de Paramore se escucha desde el optimista primer sencillo “Now”, una canción que explota a la perfección el recurso del coro pegajoso y poderoso. 

Si algo ha hecho bien esta banda a lo largo de su carrera, es seleccionar con lupa a las canciones que se convertirán en sencillos y videos musicales. 

“Still Into You” es el ejemplo de la canción perfecta para la radio: en tres minutos y 36 segundos, Paramore le da cátedra de honestidad y originalidad –con muy buen ritmo– a Katy Perry y Taylor Swift. 

Pero es en “Ain’t It Fun”, mi predicción de próximo tercer sencillo, donde la banda de Tennessee explora su mejor momento. A mitad de los casi cinco minutos de la canción, entra un coro acompañado de un ritmo de aplausos que vale cada uno de los pesos que cuesta este disco. 

¿Quién podía destronar lo nuevo de Justin Timberlake en Billboard? Todo parece indicar que “Paramore” iniciará con toda justicia en el número uno la próxima semana. 

— Álbum recomendado: “Paramore”
Paramore
[WEA; 2013]
140 pesos en iTunes

Salir de la versión móvil