Los paneles solares son sumamente eficientes cuando se trata de generar energía limpia sin contaminar, pero ¿realmente funcionan durante el invierno y en días nublados? Es una duda muy común entre habitantes de lugares como la Ciudad de México donde el clima todo el año es impredecible, y aquí te tenemos la respuesta.

Y es que es normal dudar que los rayos solares sean capaces de atravesar las nubes en días nublados, o peor aún, de calentar lo suficiente durante el invierno para crear energía, pero la ciencia nos dice otra cosa.

Te recomendamos: ‘El Juego de Calamar’ es el sueño de Netflix: suma 4.38 millones de suscriptores en tercer trimestre

Dado que los paneles solares funcionan gracias a la luz solar, estos sí funcionan aún en días nublados o durante el invierno, pero no en la misma medida, pues el funcionamiento de estos aparatos es a través del espectro de luz proveniente del Sol, pero también de diferentes longitudes de onda que pueden pasar a través de nubes.

Contrario a lo que podríamos pensar, los paneles solares no necesitan luz solar directa para generar electricidad, de hecho zonas con más variación climática son las que ofrecen un mejor resultado con paneles solares.Los Paneles solares funcionan en días nublados? – Globalem

Según señalan varios fabricantes en sus sitios web, los climas de mucha radiación solar son incluso contraproducentes para el uso de esta tecnología.

¿Cuál es la diferencia en los paneles solares durante los días nublados?

Aunque resulta difícil estimar con exactitud la producción exacta de los paneles solares en los días nublados, los paneles más comunes producen apenas un 10-25 por ciento menos de energía que en un día soleado, y la cifra puede variar dependiendo de la densidad de las nubes y la propia instalación. Pero esta energía es más que suficiente para el día a día.

Sin embargo, la tecnología está desarrollada al punto que existen paneles capaces de percibir el 100 por ciento de la energía sin importar las condiciones ambientales durante el día, ya sea que estén nublados, fríos o extremadamente soleados.