Para el biólogo Antonio Lazcano Araujo, uno de los múltiples retos y aprendizajes que está dejando la actual pandemia en la sociedad, es erradicar la enorme desigualdad que hay, no solamente en México, sino en todas las naciones. Algo que desde la academia se ha analizado y que forma parte del VI Encuentro Libertad por el Saber, el cual se trasmitirá en vivo hasta el 23 de octubre, a través de sus diversas plataformas digitales.

Bajo la coordinación del colegiado Lazcano Araujo, el encuentro estará conformado por 13 sesiones que se transmitirán en vivo, en ellas se debatirá desde la historia de las pandemias en México hasta la nueva sociedad, tocando temas como el aislamiento, las redes sociales, la representación política, el impacto urbano del teletrabajo, la salud de los ecosistemas, el Estado de derecho y el empleo.

“Hay problemas específicos, como las lecciones que dejan sobre los sistemas de salud, la cultura, la educación. Tenemos una sesión sobre cómo pudo haber surgido el virus, su evolución, las consecuencias económicas, cómo exhibieron la incapacidad de algunos gobiernos y la extraordinaria forma en la que reaccionaron personas como la canciller Merkel o la primera ministra de Nueva Zelanda; los problemas de educación, el tipo de énfasis que debemos dar en áreas como la ciencia”, especifica Lazcano Araujo a Reporte Índigo.

El biólogo destaca que en México, desde siempre, han existido epidemias, por ejemplo, durante la época del virreinato, la cual se cree provocó la muerte de Sor Juana Inés de la Cruz, y también la influenza en 1918, en plena Revolución. A partir de estos antecedentes se inicia una reflexión sobre los efectos globales de la pandemia.

En el caso mexicano, el Doctor Eduardo Matos Moctezuma hablará sobre la epidemia y la conquista en México, mientras que la doctora Concepción Company abordará el lenguaje, pues existen una serie de términos y costumbres marcadas por enfermedades que, a lo largo de la historia, han permanecido en todos los idiomas.

“Un énfasis que sí quisimos hacer notar es que la pandemia abrió una serie de alternativas, se pueden criticar todas las limitaciones de la educación a distancia, pero también es evidente que la red nos permite alcanzar una serie de grupos que antes no hubiéramos pensado. Eso no resuelve el problema de la enorme desigualdad y hay que tomar en cuenta que muchos sectores no tuvieron acceso a la red, entonces ahí hay retos de cómo resolvemos este problema”, destaca.

Aprendizajes con la pandemia

De acuerdo con Lazcano, en este periodo existen puntos que son necesarios mencionar, como una de las lecciones más terribles, a parte de la pérdida de vidas humanas: la marginación.

“Si uno ve las estadísticas en los niveles educativos de la gente que falleció fue gente que tuvo solamente educación primaria, o que ni siquiera la concluyeron, porque no se podían dar el lujo de quedarse en su casa y depender de ahorros o de un sueldo fijo. Estamos hablando del señor que recolecta la basura, de las trabajadoras domésticas que fueron despedidas, ahí hay una serie de problemas que son un bofetón para la sociedad”, externa.

El biólogo aclara que, aunque México no está preparado para los retos futuros, se sabe cuáles son las medidas que se deberían tomar.

“Ninguna sociedad está preparada y menos para un patógeno nuevo, pero ahora debemos tener una atención en la salud. En la Ciudad de México, Guadalajara y Monterrey, hay grandes centros hospitalarios capacitados, aun así, tuvieron problemas de saturación brutal, pero pensemos en algún pueblo de la sierra de Oaxaca o el desierto de Sonora donde, a veces, ni hay suero”.

“Creo que es el tipo de medidas que nos tienen que obligar a replantear a la clase política, en los modelos económicos, en la planeación de sistemas de salud para garantizar que no va a haber la persistencia de estas desigualdades”, concluye.

También puedes leer: OMS pone fecha de fin a la pandemia de COVID-19; Bill Gates dice tener “la única solución”