Si piensas en la estación de otoño, muy probablemente llegarán a tu mente imágenes de paisajes y atardeceres rojizos, donde las grandes protagonistas son las hojas rojas, cafés y naranjas que han caído de los árboles, y eso es un fenómeno que se puede explicar con ayuda de la ciencia, y aquí te decimos por qué pasa.

Los asombrosos paisajes otoñales son posibles gracias a que las plantas tienen tres tipos de pigmentos, llamados antocianinas, carotenos y clorofila, siendo esta última la encargada de absorber la luz solar durante la fotosíntesis, además de ser la encargada de darle el característico color verde a los árboles.

Te recomendamos: ¿Cuándo y a qué hora inicia la temporada de otoño en México y cuál es su significado?

¿Qué pasa con las hojas durante el otoño?

La clorofila se produce en las plantas en una mayor cantidad durante el verano y la primavera, razón por la que los tonos verdosos en la vegetación predominan en dichas temporadas del año.

Sin embargo, la llegada del otoño cambia las cosas, y con la disminución de la luz solar que recibe el planeta, la planta requiere menos de la producción de clorofila, la cuál deja de sintetizarse y permitiendo que las tonalidades cafés y rojizas se hagan notablemente más presentes en las hojas.

¿Por qué se caen las hojas de los árboles?

La caída de las hojas, que suelen cubrir las calles en esta temporada, se deben a un ahorro de energía llevado a cabo por los árboles, pues la estación del año hace más difícil que las plantas absorban todos los nutrientes necesarios para todo un árbol, y más aún si este tiene un espeso follaje.