¡Tu navegador no soporta JavaScript!
Piensa
imagen principal

72kilos

Oscar Alonso, muestra la vida con viñetas

Fernanda Muñoz

Durante el confinamiento, el ilustrador español Oscar Alonso creó su tercer libro Las cosas que importan, publicación en la que con dibujos, cuentos y anécdotas, comparte los temas que le interesan: su familia y amigos


Nov 12, 2020
Lectura 3 min
portada post

En abril, cuando el confinamiento estaba iniciando y la gente se resguardaba en sus casas para evitar contagiarse y propagar el virus SARS-CoV-2, Oscar Alonso ilustraba en papel sus sentimientos que estaban surgiendo por la pandemia.

Entre los temas que ilustró en viñetas estaban cosas que le importaban: su familia, sus amigos, el ser consciente de que todos tienen un tiempo escaso de vida, y la importancia de disfrutar cada día.

Ahora, siete meses después, presenta esas ilustraciones en Las cosas que importan (Plan B, 2020), su tercer libro publicado después de El mundo es un regalo (Plan B, 2020) y Las vidas que dibujamos (Plan B, 2019).

“Un poco la idea surgió en mitad de la pandemia, en abril, cuando me puse a trabajar en él. Aquí en España ya estábamos confinados, en casa, estábamos pasando muchas horas con la familia, en mi caso con mi mujer y mis hijos, pero también estaba lejos de mis padres, de mi hermano, de mis amigos, de mi abuela, y entonces ahí surgió el tema de por qué no dibujar o escribir algo de las cosas que importaban”, comparte Alonso.

De acuerdo con el ilustrador, quien firma como “72kilos” sus bocetos, Las cosas que importan se diferencia de sus anteriores libros, principalmente, porque esta nueva publicación está integrada, además de con viñetas inéditas, con textos redactados por él mismo, entre poemas, cuentos y aventuras.

Entre esos pequeños textos está “La noche”, una anécdota en la que Oscar cuenta cómo, una noche, él y su esposa estaban cada uno con uno de sus hijos, acompañándolos para poder dormir luego de escuchar que los necesitaban. Así, Alonso asegura que si todos lloraran por sus padres habría “una cadena infinita para descansar sin ningún temor”.

Según cuenta, entre las primeras personas que leyeron su nuevo libro fue su esposa, una persona que, para él, aunque es un poco crítica, siempre tiene una opinión sincera, que lo impulsó para conseguir lo que tiene ahora.

“Estoy muy ilusionado con este proyecto y espero que cualquier otra persona que lo lea me cuente qué es lo que está pasando y que ellos también entiendan y se pongan a cuestionar qué es lo que importa realmente en sus vidas y lo valoren, que lo aprecien y que se olviden del resto que no tiene mucho sentido”, dice Oscar.

También puedes leer: Óscar Alonso, 72 kilos de viñetas que alientan

Comentarios