https://www.youtube.com/watch?v=4FsGBlgebk8

El Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE), incursionó en la cirugía robótica al realizar una histerectomía con el sistema Da Vinci este mes.

En el Centro Médico Nacional 20 de Noviembre una paciente fue sometida al procedimiento. El mismo duró solo dos horas durante las cuales a la mujer de 33 años se le retiró el útero por vía vaginal, no por el vientre abierto. 

El Da Vinci, con un costo de 3 millones de dólares, realiza incisiones de entre 5 y 12 milímetros, reduce el dolor de la cirugía hasta en un 90 por ciento y también el tiempo de incapacidad, de casi dos meses a una o dos semanas. 

Los cirujanos ven también su vida laboral extenderse, ya que están sentados en operaciones largas. Sus movimientos involuntarios son filtrados por el robot, que cuenta con una cámara de alta definición en tercera dimensión, además de brazos que rotan 360 grados y simulan los movimientos de la muñeca humana. 

En el país hay cinco Da Vinci, uno en Monterrey, otro en Guadalajara, dos en el DF y el último en el Estado de México. El Hospital General Doctor Manuel Gea González fue la primera institución pública en México en usar esta tecnología.

Su mantenimiento puede ser costoso, ya que la reposición de cada pinza o tijera tiene un precio de 3 mil dólares y solo pueden utilizarse 10 veces. 

Los instrumentos que rotan dentro del paciente no pueden hacer más de 20 cirugías y el mismo robot detecta cuando deben reemplazarse. 

El ISSSTE pretende capacitar a un equipo por los siguientes dos años para aplicar su nueva adquisición en las áreas de ginecología, urología, oncología, cardiología, bariatría y otras.

A nivel internacional, el Da Vinci ha dado resultados en el tratamiento de cáncer de próstata porque disminuye el riesgo de impotencia e incontinencia urinaria en los pacientes. 

Y en el mundo…

En el 2013 el robot fue utilizado en 300 mil cirugías, sobre todo histerectomías y la absorción de la próstata. Para inicios de 2014 existían casi 3 mil unidades a nivel internacional, con más de 2 mil en Estados Unidos (EU).

El sistema quirúrgico fue desarrollado desde los años 80 en el Stanford Research Institute para la milicia estadounidense y fue comercializado por Intuitive Surgical, empresa de Sunnyvale, California.

Fue aprobado en el 2000 por la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) de EU y su modelo más reciente, el ‘S-i’ del 2011, tiene un costo de más de 2 millones de dólares.