Kim Kardashian hace de todo, así que no es sorprendente que haya decidido incursionar al mundo de las aplicaciones móviles, con su recientemente lanzada app “Kim Kardashian Hollywood”.

El juego consiste en convertirte en una celebridad en Los Ángeles, con la ayuda de la voluptuosa empresaria.  Comienzas como un empleado en una boutique de Hollywood, y tras un encuentro con Kim, esta decide convertirte en su aprendiz, actividad que involucra ir de compras, acompañarla a fiestas, protagonizar sesiones fotográficas y encontrar formas de ganar dinero.

Tras solo unos días de estar disponible en la AppStore y la PlayStore, las críticas son tan positivas como la dinámica familiar en un episodio de “Keeping up with the Kardashians”. Quienes la han probado, la detestan.

“Si el objetivo del juego es perder tiempo, cumple completamente con su promesa”, dice Allyson Rees, de Ravishly.

Y aunque descargar la aplicación es gratis, al parecer la “pérdida de tiempo” no lo es tanto, o por lo menos no por toda la duración del juego.

Josh Duboff, de Vanity Fair, dijo que “eventualmente, todo lo que quería hacer el juego costaba dinero que no tenía, y que solo podía ganar comprándolo con dinero real”.