La enciclopedia de arte universal que se hospeda en el monumental Museo Nacional del Louvre, en París, se traslada, en un menor tomo, a la ciudad de Lens, en la región Norte-Paso de Calais, la más joven de Francia.

Se trata del nuevo Louvre Lens, ubicado al norte de Francia, una idea que nació en 2003 con el entonces presidente de la República, Jacques Chirac, y que 10 años después ha sido materializada en un edificio de cristal y acero del estudio SANAA –ganador del premio Pritzker en 2010– construido sobre los terrenos de antiguas minas de carbón, obra de los arquitectos japoneses Kazuyo Sejima y Ryue Nishizawa.

La recientemente inaugurada primera sucursal del museo parisiense por el presidente de Francia, François Hollande, alberga una gran colección de obras maestras del Louvre de París, bautizada como “La galería del tiempo” y expuestas en la sala más grande, la Gran Galería. 

Son 70 obras del arte antiguo, 45 de la edad media y 90 que van desde el Renacimiento hasta el siglo 19, todas provenientes de los siete departamentos que acoge el Louvre de París, que se expondrán por orden cronológico por un periodo de cinco años y son autoría de maestros como Botticelli, El Greco, Rembrandt, Rodin, Eugène Delacroix y Goya. 

El Louvre Lens abrirá sus puertas al público el próximo 12 de diciembre y espera más de medio millón de visitantes al año en un total de 28 mil metros cuadrados de espacios expositivos. 

El proyecto, que supera los 150 millones de euros, nace en una de las zonas más golpeadas por la crisis, con una tasa de desempleo por encima del 16  por ciento, por lo que se espera que revitalice cultural y económicamente la región Norte-Paso de Calais, tal y como  lo hizo el Centro Pompidou con su sede en Metz (Noreste de Francia) y el museo Guggenheim, en Bilbao, España.