Taylor Swift ganó ocho premios Billboard el domingo pasado y estrenó su anticipado video “Bad blood”… pero lo más comentado de la noche fue su primera aparición pública junto al DJ Calvin Harris. 

Su efusivo festejo con Harris dio a entender que son pareja. Y quien conoce la trayectoria profesional –y amorosa– de Swift sabe que es una mujer “complicada”.

Swift suele componer canciones de sus ex parejas e inclusive es una especie de “viuda negra” que se desquita con letras feministas.

Harris, DJ, cantante y productor escocés de 31 años abrazó y besó a Taylor después de cada anuncio de los premios que obtuvo la joven.

Todo indica que son “el uno para el otro”, a pesar de que en 2014 Harris dijo que ya no saldría con celebridades, luego de su separación con Rita Ora.

Tanto a Taylor como a Calvin les gustan las montañas rusas de emociones, pues el DJ señaló en una ocasión que le gustaban las mujeres complicadas e intensas, justo como suele ser Swift.

Y qué mejor lugar para aparecer como pareja que los Billboard Music Awards, que se llevaron a cabo en la “MGM Grand Garden Arena” en Las Vegas, y en donde Taylor fue la figura de la noche.

La cantante pop de 25 años obtuvo preseas por Top Artist, Top 200 Album, Top Female Artist, Top Digital Artist, Top Billboard 200 Artist, Top Hot 100 Artist, Top Streaming Song y Billboard Chart Achievement Award.

También durante la noche dio a conocer su publicitado video musical para el sencillo “Bad blood”. En el mismo aparece como una especie de guerrera, Catastrophe, cuyo ejército incluye a las supermodelos Cindy Crawford y Cara Delevingne, las actrices Ellen Pompeo y Jessica Alba, y a las cantantes Ellie Goulding y Hayley Williams de Paramore, entre otras. 

Selena Gomez coprotagoniza el clip, como la contrincante de Swift… al menos en la historia. 

Para celebrar el estreno, Twitter hizo un emoji que solo aparece en la app de la red social con el hashtag #BadBloodMusicVideo. El pequeño curita con un hoyo de bala en medio hace referencia a la letra de la canción, “las vendas no arreglan hoyos de balas”.