Albert Camus decía que “el otoño es una segunda primavera, cuando cada hoja es una flor”. Esas hojas pintan de fuego y oro las calles, avenidas y callejones; en los senderos donde no habitan los puestos ambulantes, sus restos crujen con los pasos de los caminantes, decoran el paisaje de los deportistas y anuncian la llegada de una nueva estación.

LA PRIMERA SECCIÓN del Bosque de Chapultepec luce tapizada de hojas secas en las zonas menos transitadas
LA PRIMERA SECCIÓN del Bosque de Chapultepec luce tapizada de hojas secas en las zonas menos transitadas
LOS TONOS AMARILLOS y dorados son más intensos en otoño y rebotan en paredes y cristales al atardecer.
LOS TONOS AMARILLOS y dorados son más intensos en otoño y rebotan en paredes y cristales al atardecer.

LAS HOJAS que caen de los árboles pueden usarse de abono.
LAS HOJAS que caen de los árboles pueden usarse de abono.
LARS VON TRIER describe a las ramas sin hojas como las almas de los árboles.
LARS VON TRIER describe a las ramas sin hojas como las almas de los árboles.

EL OTOÑO también se distingue por la presencia de lluvias que favorecen la caída de las hojas secas.
EL OTOÑO también se distingue por la presencia de lluvias que favorecen la caída de las hojas secas.

También puedes leer: El mexicano que mapeó las jacarandas