Como cada año, la temporada de huracanes tiene fechas definidas y en este 2018 los primeros en aparecer serán aquellos que se formen en el Océano Pacífico.

A partir de este martes 15 de mayo, la Organización Meteorológica Mundial (OMM) informó que la temporada de huracanes comenzó en el Pacífico, y será hasta el 1 de junio cuando comience también en el Atlántico. Ambas terminarán el 30 de noviembre.

Aunque aún no se tiene un pronóstico sobre cuántos ciclones llegarán a la cuenca del Pacífico Oriental, el promedio histórico es de 15 fenómenos meteorológicos tropicales por temporada, de los cuales ocho alcanzan la categoría de huracán.

La Organización Meteorológica Mundial tiene las listas con los nombres que recibirán las tormentas tropicales y los huracanes para los próximos seis años.

Estas listas contienen nombres femeninos y masculinos, por cada letra del abecedario, en idiomas español, inglés y francés, por ser los idiomas que se hablan en la región meteorológica a la que pertenece México.

nombres de huracanes para el 2018

Para este año, el Centro Nacional de Huracanes de Estados Unidos dio a conocer que los nombres para ciclones tropicales son Aletta, Bud, Carlotta, Daniel, Emilia, Fabio, Gilma, Héctor, Ileana, John, Kristy, Lane, Miriam, Norman, Olivia, Paul, Rosa, Sergio, Tara, Vicente, Willa, Xavier, Yolanda y Zeke.

En entrevista para UNAM Global, la investigadora del Centro de Ciencias de la Atmósfera (CCA) de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), Rosario Romero Centeno, refirió que prácticamente, todos los estados costeros son vulnerables a sufrir daños por estos fenómenos meteorológicos, pero existe mayor probabilidad de que un ciclón tropical penetre al territorio por Baja California Sur, Sinaloa, Oaxaca, Guerrero, Michoacán y Jalisco, principalmente durante los meses de septiembre y octubre por el Pacífico.

Además, aclaró que los sistemas que no alcanzan categoría de huracán son llamados tormentas tropicales y son los que ocurren con mayor frecuencia y pueden causar graves daños a la población por las lluvias intensas que provocan inundaciones, deslaves y avalanchas de lodo en las zonas costeras y en tierra adentro.

PODRÍA INTERESARTE: DESPLAZADOS POR LOS CAMBIOS CLIMÁTICOS