Desde 2018, los Niños perdidos Hugo Ortiz Clemens y Rodrigo González-Badia unieron esfuerzos para crear un concepto musical que rompiera con las fronteras en todos los sentidos, ya que transitan entre México y Estados Unidos, como miles de personas que viven codo a codo en El Paso, Texas, y Ciudad Juárez, Chihuahua, sin tener una preferencia por una de las dos urbes en particular.

Niños perdidos fue como se denominaron, dueto que genera pop indie en español, alejado de las vetas actuales del reguetón y el trap; incluso, toman distancia de los géneros populares del norte de México. La agrupación se identifica más con la música relajada y compuesta con sintetizadores.

“Nosotros estamos en esto porque nos gusta la música y por el amor a ella, no por querer ganar fama ni dinero, esto nos lleva a un proyecto mucho más honesto y sincero, más bonito en mi perspectiva, sensible a esas otras influencias, sin echarlas a menos, como los corridos tumbados o todo este rollo del reguetón”, expresa González-Badia, vía telefónica.

El dueto expresa que sí escucha lo que producen este tipo de artistas que están de moda, incluso, puede llegarle a gustar, pero su propósito con Niños perdidos es generar una propuesta alternativa, con un toque o guiño al pop de los 80.

Los músicos se conocen desde que eran niños, lo que les dio solidez para que su proyecto fuera sólo de dos integrantes.

“Creo que es muy importante de la esencia y de lo que es Niños perdidos, tal vez nunca vimos esa necesidad de sumar más gente, principalmente, por no quererle mover a la química y al balance que tenemos Rodrigo y yo”, agrega Ortiz Clemens.

Los jóvenes están conscientes de la realidad en la que viven, de la enorme violencia que sucede en el norte de México, de los feminicidios ocurridos en Juárez, y de cómo esto ha desplazado a la sociedad y, aunque no tratan estos temas en Niños perdidos, si creen que hay cierto toque indirecto de esto en el dueto.

“Creo que es un tema importante que indirectamente nos impulsa a hacer música, aunque no lleva ese mensaje literalmente, pero sí ha tenido un impacto en cómo hemos crecido y hemos aprendido a vivir tu día a día y la música influencia tus sentimientos”, platica González-Badia.

Ahora, el dúo se encuentra promocionando el sencillo “¿Vas a regresar?”, track que nació durante el confinamiento, desde el estudio que González-Badia tiene en su casa. Además, comentan que más material viene en camino, el cual fue compuesto a la distancia, pero con cercanía digital, como lo fue su EP Desde Lejos, que se publicó en julio pasado.

También puedes leer: Lightning bug, música para sanar en la pandemia