Según un estudio publicado en la revista científica Sex Roles, si una niña juega con juguetes y practica actividades “para niños”, desarrollarán mejor su habilidad espacial (la inteligencia relacionada a las figuras, el espacio, el color, las formas y la relación que éstas tienen entre sí).

No solo serán mejores en ciencias y matemáticas, sino que las pequeñas también mejorarían su desempeño de actividades y tareas de rotación mental (la capacidad que tiene la mente para voltear figuras al instante, tal como cuando vemos algo frente a un espejo).

Los resultados del estudio demostraron una fuerte asociación entre la masculinidad y la eficacia en el desarrollo de tareas de rotación mental, tanto en hombres, como en mujeres.

Si las niñas juegan y realizan actividades que, según el juguete y la mercadotecnia “son para niños”, pueden mejorar distintas capacidades mentales.

David Neumann y David Reilly, autores del estudio, sugieren que la capacidad espacial mejora cuando se realizan actividades masculinas, tales como apilar cubos y bloques LEGO, así como armar rompecabezas.

Pero los juegos “para niñas” no se quedan atrás, pues desarrollar habilidades “femeninas” facilitan el desarrollo de habilidades verbales y de lenguaje.

La investigación también señala que los roles de género no son excluyentes, pues algunos niños, de ambos sexos, desarrollan ambas funciones eficazmente.

Igualdad en juguetes

Aunque no hay discriminación en la estantería de juguetes de marcas como LEGO, todo indica que tampoco había “igualdad” de género en la mercancía de la marca danesa.

Eso cambió en enero de 2012, cuando se introdujo “LEGO friends”, una versión de los bloques de color rosa, dirigido a las niñas.

Ahora las niñas representan el 25 por ciento de las compras, cuando hasta 2012, los niños representaban el 90 por ciento, según The Wall Street Journal.

Además, el lanzamiento de los bloques “femeninos” se tradujo en un aumento de 25 por ciento de las ventas a nivel global en 2012. LEGO reportó 4.2 mil millones de dólares en ventas hasta febrero de este año.

“LEGO friends” requiere de la misma destreza que LEGO Star Wars”, con la diferencia de que, en lugar de naves espaciales, contiene salones de bellezas para mascotas y casas de muñecas.

Michael McNally, vocero de LEGO, dijo que “LEGO friends” es el mayor éxito que ha tenido la compañía con las niñas. 

¿La clave? “Ser menos LEGO”, añade. Ya que armar bloques, para ellas, era mucho más aburrido que arrullar a una muñeca.

Muñ[email protected]

Otro gigante de las jugueterías ya había realizado un movimiento crucial para captar al pequeño público del sexo opuesto: para poder venderles muñecas a los niños, Hasbro lanzó los llamados “muñecos de acción”, tales como “G.I. Joe”.

Y en diciembre pasado, Mattel lanzó “Mega Bloks Barbie Build ‘n Style”, “la primera colección, en 50 años, en la que ‘Barbie’ se ensucia las manos”, dice Laurie Schacht, copublicista de TheToyInsider.com.

Hornito unisex

El famoso hornito de juguete (pero real) “Easy-Bake” de Hasbro ha sido el favorito de muchas niñas desde 1963.

Para celebrar el 50 aniversario de este hornito color rosa, Hasbro lanzó una versión “más 
masculina”.

Ahora los modelos del “Easy-Bake Oven” vienen en color negro, plata y azul.

A pesar de que es un juguete que por lo general recibe una niña en Navidad, o en su cumpleaños, “los niños siempre han jugado con el ‘Easy-Bake’”, dice Christopher Byrne, de TimeToPlayMag.com.

Prueba de ello está la campaña que realizó McKenna Pope, de 13 años. La pequeña originaria de Nueva Jersey, lanzó una petición para que su hermano Gavin, de 4 años, pudiera jugar con uno, pero para niños. 

Gavin pedía un hornito con detalles masculinos. Pope pedía que la marca de juguetes dejara de ser sexista.