El pasado 1 de enero, una bebé de apenas 18 meses fue diagnosticada con cáncer en Estados Unidos. Un neuroblastoma, avanzado con metástasis en ganglios linfáticos y huesos acababa con su vida.

Los doctores impusieron entonces un tratamiento que constaba en una operación para extirpar el tumor, 18 meses de quimioterapia, radioterapia y un transplante de médula.

Las madres de la menor, radicadas en Cincinnati, se pusieron manos a la obra y realizaron una colecta para paliar los costos del tratamiento en redes sociales. Las muestras de apoyo no se hicieron esperar.

Sin embargo y no obstante la grave situación, las mujeres fueron víctimas de homofobia por una usuaria, identificada como Bren Marie, quien aseguró que estuvo a punto de donar 7 mil 600 dólares pero que se arrepintió al ver que las madres eran lesbianas.

Hasta el momento, las madres han logrado recaudar 91 mil 430 dólares mediante la plataforma Gofundme.

Y EN MÉXICO…

El popular cantante Vicente Fernández realizó declaraciones que causaron escozor entre usuarios de redes sociales y defensores de las libertades humanas, pues aseguró que rechazó un transplante de hígado pues no sabía si provenía de un homosexual o drogadicto.

En el programa De primera mano, Fernández afirmó que estando en una gira mundial, en Houston, Texas, doctores lo diagnosticaron con cáncer por lo que le recomendaron someterse a un trasplante de hígado.

Según el cantante, los galenos le consiguieron un donador pero él lo rechazó pues no sabía de dónde provenía.

“Me querían poner el hígado de otro cabrón y les dije: yo no me voy a dormir con mi mujer con el hígado de otro güey. No sé si era homosexual o drogadicto”, refirió.

¿QUÉ OPINAS?

TE RECOMENDAMOS LEER: DEL ’ES USTED UNA VERGÜENZA POLÍTICA’, AL ’HIPÓCRITA Y MISERABLE’; ASÍ SE ENFRENTARON DE MAULEÓN Y NOROÑA