Dedicaba su vida a publicar videos en sus cuatro canales de Youtube y gracias a esa actividad percibía ingresos económicos. Para Nasim Aghdam, encender una cámara y crear contenido era su trabajo, una labor que la libraba de pasar largas jornadas en una oficina, pero no la alejaba del estrés y sus preocupaciones al ver que sus ganancias poco a poco iban disminuyendo.

La vida de la vloggera terminó el martes 3 de abril, cuando decidió suicidarse luego de ingresar a las oficinas de YouTube en Silicon Valley, sacar una pistola calibre .9 milímetros y disparar en contra de tres personas.

No se sabe si su objetivo era asesinar a las personas, ni tampoco se tiene conocimiento sobre las razones que llevaron a Nasim Aghdam a ser la protagonista de ese tiroteo, pero después de los hechos, comenzaron a difundirse más detalles sobre esa mujer, de 39 años, quien había manifestado estar molesta con YouTube porque sus políticas estaban perjudicando el alcance de sus videos y, con ellos, sus ingresos cada vez eran menores.

La mujer, de origen iraní, abordaba en sus videos temas sobre el estilo de vida vegano y se identificaba como una activista que defendía los derechos animales. Creía que la empresa la “sofocaba” y dijo a su familia que “detestaba” a YouTube, según las primeras investigaciones de la policía estadounidense.

Los investigadores creen que Nasim Aghdam no buscaba atacar a ciertas personas en particular cuando extrajo una pistola y empezó a disparar en un patio de la sede de YouTube al sur de Francisco el martes; su acto se trató más bien de una forma de expresar su enojo contra ypuTube.

Uno de los agentes policiales que trabajan en la investigación para esclarecer los hechos dijo en entrevista para AP que Aghdam tenía una disputa de desde hace tiempo en contra de la compañía. El agente, que habló bajo la condición de anonimato, explicó que la mujer usaba el nombre “Nasime Sabz” en el internet.

Un sitio web con ese nombre deploraba las normas de YouTube y decía que la empresa trataba de “sofocar” a los creadores de contenido. Publicaba mensajes sobre veganismo, crueldad hacia los animales, fotos glamorosas de sí misma y videos con rutinas de ejercicios.

“¡Youtube filtró mis canales para impedir que los vieran!”, dice un mensaje en el sitio. “No hay igualdad de oportunidades en YOUTUBE ni en ningún otro sitio donde compartir videos, tu canal crecerá si ellos quieren!!!!!”.

La gente que publica en YouTube puede recibir dinero de publicidad que acompaña sus videos, pero la empresa “desmonetiza” algunos canales que publican material considerado inapropiado o tienen menos de mil suscriptores, entre otras razones.

Aghdam “detestaba” YouTube y estaba furiosa porque la empresa dejó de pagarle los videos que publicaba en la plataforma, según declaraciones de su padre, Ismail Aghdam, al Bay Area News Group.

El lunes 2 de abril, el padre de Nasim Aghdam llamó a la policía para denunciar la desaparición de su hija, quien no contestaba el teléfono desde hacía el viernes anterior, y advirtió a las autoridades que podría ir a YouTube.

Agentes de Mountain View, un poblado ubicado a 50 kilómetros de la sede de YouTube, la encontraron dormida dentro de su auto, el cual estaba estacionado en una playa alrededor de las 2 de la mañana del martes, pero la dejaron partir porque no parecía representar un peligro para sí o terceros, dijo la vocera policial Katie Nelson.

Eso fue lo último que se supo de la vloggera, antes de entrar a las oficinas de Youtube, disparar en contra de tres personas y después quitarse la vida.

El estado de las víctimas era crítico en el caso de un hombre de 36 años, grave en el de una mujer de 32 y estable en el de una mujer de 27, dijo un vocero del Hospital General de San Francisco.

Después del incidente, YouTube eliminó los cuatro canales de la mujer. Además, también desapareció su página de Facebook y su perfil del Instagram.

PODRÍA INTERESARTE: FALLECE MUJER QUE PERPETRÓ TIROTEO EN OFICINAS DE YOUTUBE EN CALIFORNIA