Reporte Indigo

NASA enviará dos misiones históricas a Venus, el planeta que fue olvidado

Con dos misiones históricas, la Administración Nacional de Aeronáutica y el Espacio (NASA) informó que ya tiene planeado explorar un planeta que fue olvidado por décadas: Venus.

De acuerdo con la agencia espacial, estas misiones planetarias serán de carácter robóticas y se espera que ambas se dirijan a Venus en los próximos años: DAVINCI+ y VERITAS.

Incluso, señaló que el objetivo de estas misiones es comprender cómo Venus se convirtió en un mundo infernal cuando tiene muchas otras características similares al nuestro, y pudo haber sido el primer mundo habitable en el sistema solar.

“Tras un proceso competitivo de revisión por pares, las dos misiones se eligieron en función de su valor científico potencial y la viabilidad de sus planes de desarrollo”, indicó la NASA.

La NASA otorgará aproximadamente 500 millones de dólares por misión para su desarrollo. Se espera que cada uno se lance en el período 2028-2030.

DAVINCI+

Esta misión medirá la composición de la atmósfera de Venus para comprender cómo se formó y evolucionó, así como para determinar si el planeta alguna vez tuvo un océano.

La misión consiste en una esfera descendente que se sumergirá a través de la espesa atmósfera del planeta, realizando mediciones precisas de gases nobles y otros elementos para comprender por qué la atmósfera de Venus es un invernadero desbocado en comparación con la de la Tierra.

Además, DAVINCI+ devolverá las primeras imágenes de alta resolución de las características geológicas únicas de Venus conocidas como “teselas”, que pueden ser comparables a los continentes de la Tierra, lo que sugiere que Venus tiene placas tectónicas.

Esta sería la primera misión dirigida por Estados Unidos a la atmósfera de Venus desde 1978, y los resultados de DAVINCI+ podrían remodelar nuestra comprensión de la formación de planetas terrestres en nuestro sistema solar y más allá.

VERITAS

VERITAS mapeará la superficie de Venus para determinar la historia geológica del planeta y comprender por qué se desarrolló de manera tan diferente a la Tierra. En órbita alrededor de Venus con un radar de apertura sintética, VERITAS trazará las elevaciones de la superficie de casi todo el planeta para crear reconstrucciones 3D de la topografía y confirmar si los procesos como la tectónica de placas y el vulcanismo todavía están activos en Venus.

VERITAS también mapeará las emisiones infrarrojas de la superficie de Venus para registrar su tipo de roca, que es en gran parte desconocida, y determinará si los volcanes activos están liberando vapor de agua a la atmósfera.

Puedes leer: NASA advierte que existe un supervolcán en Estados Unidos que amenaza al mundo

Exit mobile version