6.5
millones de personas son afectadas por el Parkinson a nivel global
Hasta el momento, según informa Parkinson’s Disease Foundation, no existe un test o examen estandarizado para detectar el mal de Parkinson
Es la segunda enfermedad neurodegenerativa después del Alzheimer
“Gracias a su sensibilidad nanométrica, el dispositivo puede detectar este tipo de moléculas incluso cuando están presentes en niveles muy bajos en el material examinado” 
Carlos César Tanto BufonJefe de dispositivos del Laboratorio

El mal de Parkinson terminó por “noquear” al exboxeador Muhammad Ali, quien falleció a los 32 años de luchar contra la enfermedad.

Hoy en día, y gracias a los avances tecnológicos, este problema puede ser diagnosticado a etapas más tempranas gracias a los trabajos de investigación y desarrollo del Laboratorio Nacional de Nanotecnología de Sao Paulo, Brasil.

Allí fue creado un nuevo sensor electrónico que puede detectar la existencia de diferentes moléculas asociadas a algunos tipos de cáncer así como a afecciones  neurodegenerativas como el Parkinson o el Alzheimer.

Aunque no ha sido muy difundido, ya que se encontraba en fases de pruebas, este pequeño transistor orgánico a escala nanométrica es un biosensor que contiene en su interior una forma muy reducida de glutatión (GSH), un tripéptido que se compone de tres aminoácidos (glutamato, glicina y cistína).

Carlos César Tanto Bufon, jefe de dispositivos funcionales del Laboratorio Nacional de Nanotecnología declaró que: “Gracias a su sensibilidad nanométrica, el sensor puede detectar este tipo de moléculas incluso cuando están presentes en niveles muy bajos en el material examinado”.

Tecnología de punta

Pero esto no es lo único sobre lo que se ha avanzado. Este año está siendo especialmente favorable por la innovación tecnológica en el campo del padecimiento de Parkinson.

Y ya se cuenta con algunos inventos como: los guantes para controlar los temblores o el anillo para monitorear los síntomas del trastorno, así como también el bastón inteligente que lanza impulsos cuando el cuerpo deja de moverse provocando que reinicie su marcha.

Sin embargo, existen tantos Parkinson como personas en el mundo lo padecen porque la enfermedad se manifiesta de forma diferente en cada individuo, tanto en la sintomatología como evolución de la enfermedad o respuesta a los tratamientos y a las terapias rehabilitadoras, lo que hace necesaria una atención personalizada y el estudio continuo de cada caso para seguir luchando contra este mal.

¿Cómo funciona?

El GSH tiene una propiedad indispensable para el buen funcionamiento del sensor y es que reacciona de una manera muy específica cuando entra en contacto con la enzima glutatión S-transferasa (GST) que está asociada a enfermedades como el cáncer de mama, Parkinson o Alzheimer, entre otras.

Al entrar en contacto con esta enzima el transistor detecta la reacción y envía una señal que puede servir a los médicos, debido a su precisión, para ofrecer un diagnóstico oportuno.

¿Qué es?

El padecimiento del Parkinson es un trastorno degenerativo neurológico que progresivamente produce una incapacidad en el cuerpo que se traduce, entre otras cosas, en problemas motrices.

Fue identificada por primera vez por el médico británico James Parkinson, en 1817, quien la llamó ‘parálisis agitante’.

Síntomas

El mal de Parkinson se presenta entre los 5 y 10 años antes de la aparición de los primeros síntomas

> Temblores en las manos, incluso al estar en descanso

> Caminan desbalanceados, con pasos pequeños y cuerpo curveado

> Temblores continuos

Causas Inciertas

Si bien se tiene una idea general del trastorno, lo cierto es que no se sabe a ciencia cierta qué la causa.

El sitio web de Parkinson’s Disease Foundation apunta a una combinación de factores genéticos y medioambientales, que pueden variar de paciente en paciente.