El mundo estará representado a través de 16 bailarines, de entre 18 y 21 años, de 20 nacionalidades diferentes, que adornarán la escena mexicana con sus movimientos, su fuerza y energía. Los integrantes de Nederlands Dans Theater, una de las principales compañías de danza contemporánea del mundo, bajo la guía artística del coreógrafo Paul Lightfoot, visitarán México para mostrar un poco de su arte.

Lightfoot, en entrevista con Reporte Índigo, comenta que gracias a sus viajes por todo el mundo ha podido ser testigo de cómo la cultura está tomando cada vez más un sitio importante dentro de la vida de las personas.

“Hay tantas cosas pasando en el mundo, como desastres, miedos y problemas, que creo que la gente está con la necesidad del arte, mucho más que antes, necesitan poder sentir”.

Dentro de nuestro contexto, asegura, la danza le permite al espectador dejar volar su imaginación, poner sus problemas de lado y llenarse de energía positiva para poder enfrentar las vicisitudes de todos los días.


“El arte puede ser un refugio, algo para tener fe. Puedes ir al teatro y dejar tu vida de lado y mirar cosas que no están asociadas contigo, pero que puedan tener relevancia. Eso es lo que queremos que la gente entienda a través de nuestros espectáculos, que vean que estamos conectados”

Paul Lightfoot

Coreógrafo

Con ese mensaje, la compañía holandesa actúa anualmente para una audiencia internacional de 150 mil visitantes en Europa, Estados Unidos, Asia y Australia. Su sede está en La Haya.

Sus movimientos han sido guiados, desde su fundación en 1959, por coreógrafos maestros como Jiří Kylián, Hans van Manen, Crystal Pite, Marco Goecke, Johan Inger, Medhi Walerski, Alexander Ekman, Gabriela Carrizo, Franck Chartier, Hofesh Shechter, Edward Clug y Sharon Eyal & Gai Behar.

Ahora, Nederlands Dans Theater buscará generar en el público mexicano sensaciones positivas a través del espectáculo que presentará en el Teatro de la Ciudad Esperanza Iris.

Una mezcla divergente

“Lo que vamos a mostrar son tres piezas totalmente distintas, de coreógrafos diversos, eso es parte del carácter de nuestra compañía, una pieza no se parece a la otra”, comenta Lightfoot.

Nederlands ejecutará Wir sagen uns Dunkles, de Marco Goecke, con música de Franz Schubert y Placebo. Una coreografía que Lightfoot califica como una “mezcla muy absurda, pero poética y divina”.

La segunda pieza es una creación de Sol León y Paul Lightfoot, se titula Sad Case y utiliza música mexicana de Pérez Prado, Agustín Lara y Los Panchos. “Tiene muchos mambos, es bastante loca, muy positivo el ambiente y es una mezcla de movimientos muy distinto de lo que pensarías ver con música mexicana”, describe el coreógrafo.

La pieza que cerrará es de Alexander Ekman, en la que participa toda la compañía. “Tiene un lado más teatral, todos los bailarines utilizan cajas grandes de madera y están sentados encima de ellas, además hacen música con sus propios cuerpos. La pieza es un poco una parodia sobre cómo hacer un espectáculo, es como una pieza dentro de una pieza.

“Habla de cómo hacer una producción, vista desde los ojos de un crítico, desde los ojos del público que la va a ver. Entonces, la pieza tiene algo muy cómico, pero también muestra una union muy fuerte del grupo, que es muy bonito mirar y escuchar”, señala Lightfoot.

En Sad Case, cinco bailarines están en el escenario todo el tiempo y el lenguaje trata de mostrar un ritual, lleno de movimientos difíciles y locos. Deja a un lado la técnica clásica, es abstracta, pero a la vez tiene mucha fuerza. Por su parte, Wir sagen uns Dunkles es una pieza más oscura, mucho más poética, son bailarines haciendo solos.

“No hay una narrativa, el público no tiene que preocuparse por entender una historia, nuestros trabajos hablan sobre la energía que transmitimos, eso suena un poco cliché, pero es sólo lo que sientes tú. Lo que deben esperar es una experiencia fuera de lo normal, porque la dinámica de las piezas, la mezcla de la gente joven, no es nada escolástico, es una fuerza madura”, asegura.

Lightfoot afirma que cada una de las piezas muestra lo diversos que son, como lo es el mundo entero, con todas sus culturas que están juntas trabajando como una. “Creo que el mensaje hoy en día es sobre cómo podemos vivir como seres humanos”, dice.

Una pieza muy mexicana

Sad Case se creó en 1998, cuando Sol León tenía siete meses de embarazo y actuaba como uno de los principales pilares de la obra de León & Lightfoot. La coreografía, llena de mambo mexicano, muestra una búsqueda continua de la tensión entre momentos satíricos y clásicos.

“Sol y yo éramos pareja en ese tiempo, los dos vinimos a México, a Yucatán, para vacaciones y en aquellos tiempos concebimos a nuestra hija. Cuando Sol estaba embarazada de 6 o 7 meses teníamos que hacer una pieza, y yo estaba fascinado con la música mexicana, con los mambos sobre todo, porque son bastante locos.


“Los dos estábamos muy ilusionados de hacer algo con la música mexicana, a pesar de que es una música muy normal para bailar, no para hacer un ballet”

Paul Lightfoot

Coreógrafo

Dice también que fue muy fácil trabajar con la música mexicana, porque el ritmo los llevó, no podían parar de moverse.

“Sol siempre se estaba riendo, sus hormonas estaban saltando y estábamos esperando a nuestra hija, de manera graciosa nos preguntábamos ‘¿qué monstruo vamos a crear?’ Pero es sólo una inspiración, no es realmente la historia de la pieza”, confiesa.

Nederlands Dans Theater se presentará en la Ciudad de México este próximo 27 y 28 de septiembre, en el Teatro de la Ciudad Esperanza Iris.