¡Tu navegador no soporta JavaScript!
Piensa
imagen principal

impactosocial

Muestran el rostro oculto de Querétaro

Hidalgo Neira

A través de la serie documental Miradas sin filtro, buscan dar a conocer comunidades apartadas de la urbanidad; durante la transmisión, aparecerán códigos QR en distintos puntos de la pantalla para sumar a los televidentes a una experiencia adicional


Sep 10, 2018
Lectura 5 min
portada post

Existen rincones de México que están alejados de las grandes ciudades, permanecen invisibles ante los millones de habitantes del país y muchas veces viven una realidad diferente al resto de la nación.

Un grupo de realizadores audiovisuales se dio a la tarea de adentrarse en 13 recónditas comunidades queretanas para hablar de ese otro México, pero además hizo partícipes del proyecto a sus habitantes, dándole visibilidad a su cotidianidad.

“Realmente surge porque no hay material audiovisual de las comunidades indígenas aquí en Querétaro. Entonces, necesitamos generar un contenido que realmente quiera aportar, decidimos que teníamos que buscar cómo contarlo, pero de una forma que realmente sea vivencial”

- Alberto Búlfeda

Productor

Es así, como después de planear cerca de un año, grabar en campo y someterse a lugares donde ni siquiera había energía eléctrica para cargar los equipos de video, fue como se pudo realizar Miradas sin filtro, serie documental que se preestrenó en el Hay Festival Querétaro.

Los realizadores no querían hacer un proyecto académico y sólo observar a los pueblos comunitarios como objeto de estudio, por lo que el material no se cuenta con la opinión de antropólogos ni sociólogos. Son los residentes de las comunidades los que cuentan sus historias a cuadro con la ayuda de una presentadora, Claudia Ivonne Hernández, quien también es la directora de Radio y Televisión Querétaro (RTQ).

13 poblaciones con tradiciones indígenas de Querétaro fueron visitadas para realizar el documental

“Este año le dije a Beto ‘¡Ya olvidemos el escritorio y ni modo me voy a salir! Y esa es la explicación a veces, porque con la dirección yo tengo que estar prácticamente todos los días y hasta los fines de semana en el escritorio de la dirección de RTQ, pero la intención de darnos el espacio y el tiempo es precisamente eso, lo que merece la serie por respeto”, indica Hernández.

Miradas sin filtro se estrenará mañana, por el canal local de RTQ, pero también en Internet, donde semana con semana se subirán los nuevos capítulos.

Indígenas en 360

De manera inventiva, los realizadores agregaron una experiencia única que no se ve comúnmente en producciones mexicanas. Incorporaron códigos QR en distintos puntos de la transmisión con la intención de sumar a los televidentes a una experiencia adicional.

“Lo que buscamos con el QR es un puente entre lo físico, que es esa televisión que tenemos todavía de control remoto y estamos haciendo el zapping, con digital, el consumo digital es diferente, la forma de ver contenidos en digital es poco más rápido y la forma de ver tiene que ser más interactiva”, ahonda Alberto Búlfeda.

45 minutos es la duración de cada capítulo

Cuando aparece el código en la pantalla, en el extremo inferior izquierdo, el espectador tiene unos segundos para escanear la imagen en blanco y negro, lo cual lo va a llevar a videos grabados con cámaras en 360º, mostrando un ángulo distinto al que ocurre en el corte final del programa.

“En ese momento traíamos una cámara 360º que estaba grabando todo alrededor, entonces lo que hacemos es que el público tenga esa experiencia, en la que pueda estar un momento en Santa María Acapulco, que pueda vivir lo que nosotros estuvimos viviendo”, comenta el productor.

Trascender más allá de la televisión

Para la directora de RTQ es primordial que con esta serie haya una concientización del ciudadano común, una sensibilización hacia lo ajeno, por eso es que el serial se esfuerza en involucrar al público con nuevas tecnologías y en mostrar una óptica nueva sobre las comunidades indígenas.

“Cuando la gente mira la televisión, por lo general se le olvida que lo que ve en la tele son historias reales (…) se le olvida que esa gente asesinada, violentada, que no tiene servicios, no es una nota, es una persona real y en el caso de Miradas sin filtros pretende eso, que la gente mire que más allá de nuestro cotidiano mestizo hay otras (culturas) que nos dan identidad y deben ser respetadas sobre todo”, comparte Hernández.

La presentadora pone de ejemplo a la comunidad de Cruz del Milagro, en el municipio de Peñamiller, donde los pobladores han perdido casi por completo sus raíces autóctonas.

“Nos llevamos una sorpresa porque no hay comunidad indígena como tal, ya no hay hablantes, pero hay tradiciones indígenas que están ahí un poco perdidas, pero que pertenecen a todo un valle completo.

El documental Miradas sin filtro se estrenará mañana por el canal local de RTQ, pero también será transmitido en Internet

“Es una comunidad olvidada de la mano de Dios y de todos los gobernadores. Ahí, hay muy poca conciencia de que son originarios y eso nos ha obligado a explorar otras comunidades en ese mismo valle, en donde sí haya más conciencia de que tienen un origen indígena”, explica Claudia Ivonne Hernández.

Documental sin formalidades

Aunque la producción tuvo una módica inversión de casi 200 mil pesos para poder realizar la primera temporada completa de Miradas sin filtro, eso no impidió que el ingenio fuera parte del programa, ya que Hernández se volvió un personaje más al interior de las comunidades, viviendo la experiencia completa de estar en el sitio, desde dormir en el piso en un petate, hasta hacer sus necesidades básicas en una letrina y más.

Comentarios