Durante una entrevista con Yordi Rosado, el actor Armando Hernández compartió su experiencia en su papel de ‘Genaro’ en la película mexicana Amarte Duele (2002), a la cual llegó casi por casualidad.

Un día acompañó a Luis Fernando Peña al lugar donde estaban decidiendo el reparto y ese día le ofrecieron el papel, “me dijeron que me aprendiera los diálogos de Genaro y salí con un guion de la nada. Nos regresamos en micro como en la película, en vez de un cómic era un guion”, relató en una entrevista en el canal de YouTube de Yordi Rosado.

Luis Fernando Peña se convirtió en Ulises y Armando Hernández en Genaro en aquella icónica película que coprotagonizó Martha Higareda (Renata).

“El día de la audición llegó Martha Higareda y pudimos hacer un par de escenas con ella y Poncho Herrera; y que nada, me quedo, pero para ese entonces yo estaba trabajando en una aerolínea”, explicó.

Después de que se estuvo formando por tres meses para conseguir el trabajo en la aerolínea, justo cuando por fin le dieron el trabajo también se quedó con el papel de Genaro.

Me pagaron 35 mil pesos (en Amarte duele) y en la línea aérea ganaba como 900 pesos a la quincena, casi dos mil pesos por mes. Era mi segunda película y yo no sabía nada, no me importaba el dinero yo sólo quería tomar la oportunidad. Me quería quitar la espina de la primera película y fue un éxito, yo no sabía lo que venía”, agregó.

Armando tiene 39 años y es originario de la Ciudad de México, se ha abierto camino en el mundo del cine con producciones como Amar te Duele o El César. Ha tenido la oportunidad de trabajar con otras de las grandes personalidades como Joaquín Cosío en la serie de televisión Los Héroes del Norte.

Puedes leer: Ofrecen recompensa de 100 mil pesos por presuntos asesinos del periodista Armando Linares

En la entrevista con Yordi Rosado relató varios momentos complicados de su vida dentro y fuera de su vida en la actuación.

Su interés en el cine llegó cuando enfermó y tuvo que quedarse en casa, en ese tiempo vio Rocky IV, “la película que más me marcó”.

Cuando estudiaba la secundaria sus papás se divorciaron y después de que tuvo un malentendido con su padre se salió de su casa a los 12 o 13 años, a esa edad vivió en la calle durante varios días hasta que su hermana le ofreció refugio:

“Me salí de la casa sólo con mi diablito de Space Jam y nada más… Salí tan dolido y lastimado que no pensé en ello, dormía en donde fuera”, concluyó.