Más allá del drama, llega “No te preocupes cariño” a cines mexicanos

Después de una accidentada campaña promocional en festivales y de los rumores en torno a su producción, llega a cines No te preocupes cariño, segunda película dirigida por Olivia Wilde, que muestra una distopía en la que las mujeres son esposas trofeo en una comunidad cerrada y experimental en un desierto de Estados Unidos

No te preocupes cariño, segundo largometraje de Olivia Wilde, que está por estrenarse en salas, pero ha tenido una accidentada promoción

No te preocupes cariño, segundo largometraje de Olivia Wilde, que está por estrenarse en salas, pero ha tenido una accidentada promoción

Comparte esta nota

Los chismes y las especulaciones pueden y hunden más, antes que permitir que el arte sobresalga por sí mismo, este es el caso de No te preocupes cariño, segundo largometraje de Olivia Wilde, que está por estrenarse en salas, pero ha tenido una accidentada promoción de prensa.

Primero, la especulación de si despidieron o no al actor Shia LaBeouf del set; después, el rumor de la constante tensión entre la protagonista Florence Pugh y Wilde en el rodaje; y, ahora, la teoría de que el coestelar Harry Styles le escupió a su colega Chris Pine en la premier del Festival Internacional de Cine de Venecia. Toda esta desafortunada historia pone en segundo plano la película que llega a salas mexicanas este 22 de septiembre.

Wilde se ha esforzado en hacer una ficción que sale de lo convencional y pone en primer plano a las mujeres, en una historia que cuestiona la masculinidad a cuadro, porque Alice Chambers (Pugh) es una ama de casa que, al igual que otras esposas, es el estandarte de la comunidad del Proyecto Victoria, un pueblo en desarrollo de los años 50, que promete una vida mejor y el típico sueño de familia estadounidense.

Sin embargo, Chambers empieza a cuestionar la naturaleza de este lugar, porque parece que es una fachada y, en verdad, la vida perfecta sólo es una utopía que empieza a resquebrajarse, así que ella quiere indagar hasta encontrar la verdad.

“Estaba realmente intrigada por el concepto general detrás de No te preocupes cariño: ¿qué se necesita para que alguien haga lo correcto, a pesar del enorme sacrificio que hay entre manos? Más específicamente, la idea de alguien que vive en una sociedad diseñada completamente para su comodidad, solo para descubrir que esa sociedad es corrupta. ¿Puedes ser tú quién reconozca que es intrínsecamente incorrecta y debe ser desmantelada? Como cineasta, me atrajo esta historia original protagonizada por una heroína que es brillante, matizada y compleja”, explica la actriz y cineasta en las notas de producción del filme.

El filme hecho con un guión de Katie Silberman, inspirado en la historia original de los hermanos Carey y Shane Van Dyke, tiene tintes de otros largometrajes ya clásicos de Hollywood, la misma Wilde admite que hay una inspiración en The Truman Show: Historia de una vida (1998) y El Origen (2010), sobre cómo sus personajes ponen en tela de juicio su alrededor.

Además, para emular la realidad del Proyecto Victoria y la sensación de que sus protagonistas están en la década de los 50, Wilde fue exigente durante el rodaje, varias de las escenas principales suceden en locación, por ejemplo, una secuencia fue grabada en la Casa Kaufmann, residencia de lujo que data de 1946 diseñada por Richard Neutra, en Palm Springs, California, en la que nunca se había rodado una película.

Otro icónico inmueble que se utilizó en No te preocupes cariño fue la apodada Casa Volcano, que se ubica en la punta de un cerro en la comunidad del desierto de Mojave de Newberry Springs, California. Esta locación es en la ficción las oficinas centrales del Proyecto Victoria, que se supone están fuera del alcance de todos los habitantes de este poblado, pero Chambers acude intrigada por los sucesos fuera de lo habitual que ocurren ahí.

Pero no todo el peso femenino recae en el rol interpretado por Pugh, la misma Wilde aparece también en la cinta como Bunny, una mujer que es feliz con su esposo e hijos, y que es la mejor amiga de Chambers, pero que duda de Alice, cuando ella se altera y busca desenmascarar al Proyecto Victoria.

Wilde ha confesado que originalmente tenía concebido interpretar a Chambers, pero fue después de ver a Pugh en Midsommar (2019) que prefirió darle el papel a ella, para que hubiera una afinidad por los cinéfilos hacia los rostros jóvenes en pantalla al promocionar el largometraje.

Mientras los chismes y rumores están abatiendo a la película, la crítica también ha hecho lo suyo, porque en el sitio Rotten Tomatoes, la prensa le otorga un 37 por ciento de calificación; ahora falta que la audiencia y público general la califique cuando se libere mundialmente esta semana.

Te puede interesar: Olivia Wilde recibe notificación legal mientras presentaba su nueva película como directora (VIDEO)

Salir de la versión móvil