Los Emmy se hunden

La ceremonia de entrega de los 71 premios Emmy marcó el mínimo histórico de audiencia en Estados Unidos, según las mediciones preliminares que pronostican una caída del 23 por ciento con respecto al año anterior.

Con unos 8 millones de espectadores, esta gala será la primera que quede bajo la barrera de los 10 millones desde, al menos, 1990, indicaron varios medios de comunicación especializados que hicieron eco de las primeras estimaciones. El porcentaje de personas que vieron la televisión en la noche del domingo y que conectaron con la gala de la Academia de la Televisión también bajó de 7.4 por ciento de 2018 al 5.1.

La Manzana, danza a partir del silencio

Con la pieza dancística La Manzana, la Compañía Ciudad Interior Danza Contemporánea, que dirige Alejandro Chávez, busca promover, a través de la Lengua de Señas Mexicana, el acercamiento de personas con discapacidad auditiva al mundo de la coreografía y la danza.

La pieza se presentará en la Litoteca, ubicada en la planta baja del Centro de las Artes de Querétaro (Arteaga 89, colonia Centro, entre Ezequiel Montes y Ocampo), hasta el 28 de septiembre de 2019, los jueves, viernes y sábados a las 20:00 horas.

Google actualiza su asistente de voz

La multinacional estadounidense Google anunció una actualización de la configuración de su asistente de voz, Google Assistant, de manera que deje claro al usuario cuándo sus interacciones pueden ser grabadas y escuchadas por humanos, a raíz de la polémica desatada en julio.

“Hemos actualizado nuestra configuración para destacar que cuando activas VAA (Actividad de Audio y Voz) controladores humanos pueden estar escuchando tus cortes de audio para ayudar a mejorar nuestra tecnología”, indicó la compañía de Mountain View.

The Crown se estrenará el 17 de noviembre

El cambio de guardia en Downing Street da paso a una nueva era en la tercera temporada de The Crown, mientras la Reina Isabel y su familia luchan para enfrentar los desafíos de una Gran Bretaña que cambia rápidamente.

Desde la paranoia de la guerra fría a los jet setters, la era espacial, la exuberancia de la década de 1960 y la larga resaca de la década de 1970, Elizabeth y la realeza deben adaptarse a un mundo nuevo, más liberado, pero también más turbulento.