Lourdes Motta es una modelo paraguaya y coach certificada en yoga, que ganó popularidad luego de ser protagonista del video X, de Maluma, en 2017, cortometraje biográfico del cantante en el que figuró como su pareja.

La modelo, quien también ha participado en diferentes certámenes de belleza, acepta que su cuerpo es su instrumento de trabajo y, por lo tanto, debe cuidarlo; sin embargo, esta tarea no siempre ha sido fácil.

“Cuando era más joven caí en errores de hacer dietas extremas o tomar la pastillita milagrosa que promete mucho, pero en realidad lo único que hace es el efecto rebote o contaminar tu cuerpo. La falta de experiencia, la inmadurez o de repente el no saber te llevan a hacer cosas extremas, porque el mercado es un poco duro y hay ciertos parámetros que hay que cumplir, pero encontré mi balance en ser vegetariana y en las plantas”, comparte Lourdes.

Motta cuenta que su país natal, Paraguay, tiene una cultura muy arraigada a las plantas medicinales, en cada esquina se encuentra a señoras vendiéndolas; por ejemplo, el mate, que tiene antioxidantes y muchos valores nutricionales.

“Como modelo te enteras de tantas dietas, de trucos de alimentación para cuidar tu forma, pero lo que más me ha gustado es seguir una filosofía que va ligada a la alcalinidad, a tener el pH alcalino, a nutrirme con minerales y plantas, yo soy pesco-vegetariana”, comparte.

Lourdes dice creer en el poder de las plantas, no solamente en las medicinales, sino también en frutas y verduras, todo lo que provenga de la madre Tierra. La coach certificada recomienda algunas plantas para ayudar a desintoxicar órganos.

“Yo utilizo mucho cuatro plantas que son la pingüica, la cola de caballo, pelos de elote y también diente de león. Una excelente opción para desintoxicar el hígado y riñones. Si me fui de fin de semana y comí de más, me gusta hacer un détox después y estas plantas me ayudan a limpiar el cuerpo, a oxigenar las células”, enfatiza.

Lourdes pone en una ollita con agua un puñado de cada plantita en un litro de agua para hervirlas. Deja que entre a punto de ebullición y disminuye el fuego lo más posible; así lo deja de 10 a 15 minutos. Lo apaga y se lo toma como agua de tiempo durante tres días corridos, con una dieta nutricional balanceada y orgánica para que realmente haga efecto.

“Yo sí confío en la madre Tierra, por más que suene muy volado, confío mucho en las plantas, en todo lo orgánico, siento que nuestro cuerpo lo acepta de una manera tan natural, valga la redundancia, pero no le pone peros”
Lourdes MottaModelo

En conexión

IG: @lourdesmotta

También puedes leer: Invitan a hacer las paces con la naturaleza por el bien de la humanidad