¡Tu navegador no soporta JavaScript!
Piensa
Nacional
imagen principal

COMEDIA

Louis C.K. puso a reír a los Emmy

Juan Antonio Zertuche

Para los que nos gusta el humor ácido de situaciones cotidianas, sabemos que actualmente no hay tipo más gracioso que Louis C.K., así que el 10 de diciembre de 2011 estuvimos atentos al lanzamiento en línea de “Live at the Beacon Theater”.

Las reseñas de este especial de “stand-up comedy”, de amigos y críticos en medios, hablaban de lo chistoso e imperdible que era. Tanto, que el sitio de Louis se colapsó varias veces. 


Sep 25, 2012
Lectura 6 min
portada post
1.1 millones de dólares es la cantidad que ha recaudado gracias al modelo independiente de distribución.

Para los que nos gusta el humor ácido de situaciones cotidianas, sabemos que actualmente no hay tipo más gracioso que Louis C.K., así que el 10 de diciembre de 2011 estuvimos atentos al lanzamiento en línea de “Live at the Beacon Theater”.

Las reseñas de este especial de “stand-up comedy”, de amigos y críticos en medios, hablaban de lo chistoso e imperdible que era. Tanto, que el sitio de Louis se colapsó varias veces. 

A un módico precio de 5 dólares, el comediante estaba haciendo historia sin querer: el especial de 60 minutos se convirtió en un fenómeno del “boca a boca”, para generar un total de 1.1 millones de dólares de ganancias con 220 mil descargas. 

Por más que intenté, no pude descargarlo porque su página estaba inaccesible cada vez que lo intentaba. Lo pude ver hasta que me lo pasó mi hermano, después de una ronda intensa de presión social –masculina– para verlo. En mi micro universo, confirmé que el humor de Louis aunque no es exclusivo de, si es mayoritariamente para hombres. Imaginen a un Homero Simpson de carne y hueso, sin esa ridícula voz y más suelto, sin censura.

Para demostrar que su humor no solo es exclusivo de hombres, así se refirió Joan Rivers, reconocida comediante, actriz y presentadora de TV estadounidense, en una pequeña colaboración con la revista GQ: “Louis dice cosas en el escenario que nadie más está diciendo; eso es lo que hace a una estrella. Es valiente y odia un montón de cosas que merecen ser odiadas”. La nota en la revista fue publicada bajo la etiqueta “comic genius” (genio de la comedia). 

Si haces una búsqueda rápida en YouTube te podrás dar cuenta que dos de sus videos más vistos hablan de una diversidad de temas que van más allá del humor exclusivo de un género. Desde la falta de asombro del hombre ante la tecnología actual en el chistosísimo video “Everything is Amazing & Nobodys Happy” (Todo es Increíble y Nadie está Contento) –7 millones de vistas en YouTube–, hasta el lado fastidioso de ser padre o madre y la dinámica familiar en “Why?” con 8.5 millones de vistas en YouTube. 

Y es que la genialidad de Louis C.K. es natural porque le habla al hombre trabajador promedio; sobre todo al estadounidense (al “average Joe”), casado y con los clichés masculinos, de ahí su éxito. Pero lo que pocos saben es que a pesar de personificar al típico estadounidense en situaciones cómicas, Louis se crió hasta los 7 años en México. 

En realidad su nombre es Louis Szekely y aunque nació en  Washington, D.C., pasó su infancia en la Ciudad de México. Su padre es un economista méxico-húngaro y su madre una programadora de computadora de origen irlandés. 

Al divorciarse sus padres, Louis se fue con su madre a Massachusetts donde trabajó como mecánico hasta que intentó por primera vez a los 19 años hacer comedia “stand-up”. 

Se comenzó a hacer camino en la comedia televisiva en la década de los 90 al escribir bromas para David Letterman, Conan O’Brien y Chris Rock. Pero sus guiones para el “stand-up” comenzaron a mejorar notoriamente cuando transitó hacia la comedia observacional y confesional, de sus propias experiencias como padre de familia con hijos. 

Quizá su éxito radica en su aguda y ácida manera de ver la vida en esta etapa parental; hace reír a padres y madres, contando las cosas que ellos no se atreven a confesar pero que seguramente les ha pasado por la mente. Y Louis no tiene pelos en la lengua, es franco y a veces esa franqueza es tan fuerte que no queda de otra que reírse de nuestros propios demonios. 

Louis no tiene empacho en hacer bromas sobre sexo, raza y política, así como de sus “rutinas catárticas sobre los aspectos existenciales que acompañan a criar a los niños: lo asqueroso, aburrido y latoso que puede ser”, según un perfil que le hiceron en New York Magazine hace unos meses.

Éxito tardío

Louis C.K. tiene 45 años de edad, tuvo que recorrer un largo camino de tocar puertas y fracasar en el intento para estar en la posición que tiene actualmente. 

La racha ganadora comenzó a partir de 1999 cuando obtuvo un Emmy por su participación como escritor de comedia para “The Chris Rock Show”.

Pero la decisión que tomó para lanzar “Live at the Beacon Theater” de manera independiente, con pleno control de su tiempo, sin censura y con un trato “directo” con su audiencia, le ha dado grandes frutos. 

Hoy Louis es un ejemplo a seguir para comediantes “alternativos”; con una producción de 250 mil dólares, recaudó 1.1 millones de dólares. Dando paso a que otros como Aziz Ansari o Jim Gaffigan sigan su paso. 

Ejemplo a seguir

Era cuestión de tiempo para que los comediantes de “stand-up” tomaran la iniciativa de salirse de las pantallas de la televisión por cable para tomar el control absoluto de su show. 

Y el primer innovador exitoso fue Louis C.K., pero para llegar hasta este punto hay un largo camino qué recorrer y hacerse de un nombre. 

Previo a lanzar en línea su especial, Louis se hizo de una carrera como escritor de comedia para otros shows. Y fue hasta que protagonizó su propia serie “Louie” desde 2010, en el canal FX, que la carrera de C.K. despegó por completo. 

La ventaja de producir de manera independiente un show de “stand-up” tiene que ver con la libertad, absoluta. Aquí no hay cortes comerciales ni intereses que pueden ser molestados (aunque sea sin querer).

Los primeros en seguir estos pasos fueron Aziz Ansari y Jim Gaffigan. 

El primero, incluso promociona su show “Dangerously Delicious” de esta manera: “Sin censura. Sin cortes. Sin comerciales. Sin ‘beeps’ (los pitidos que censuran las palabras altisonantes)”.

El actor y comediante Gaffigan también ofrece su show por 5 dólares y como lo hizo C.K., donará una parte de esos ingresos (1 de cada 5 dólares) a una causa benéfica.

Show ‘peligroso’
Costo de 5 dólares (en inglés)

‘Sr. Universo’
Costo de 5 dólares (en inglés)

 


Notas relacionadas

Dic 23, 2017
Lectura 3 min

COMEDIA

Ingenio a la Benny Hill

Hidalgo Neira


Dic 23, 2017 Lectura 3 min

Ago 20, 2017
Lectura 3 min

COMEDIA

Adiós a Jerry Lewis; el genio del humor físico

Indigo Staff


Ago 20, 2017 Lectura 3 min

Ago 29, 2016
Lectura 2 min

Oct 9, 2012
Lectura 6 min

COMEDIA

El show de la política

Juan Antonio Zertuche


Oct 9, 2012 Lectura 6 min

Comentarios