Santa Claus ha cambiado el trineo y los renos por un smartphone y una conexión a internet, los avances tecnológicos han hecho que el señor del traje rojo modifique la manera en que compra y distribuye regalos en todo el mundo.

Esto se debe a que en esta época decembrina, la compra/venta de productos por medio de internet es una de las formas más recurridas por aquellos padres de familia que tienen que cumplir la maratónica misión de ser o asistir a Santa Claus.

La consultora The Competitive Intelligence Unit (CIU) realizó un breve estudio en el que explica la manera en la que  el comercio electrónico ha modificado el ritual de seleccionar, pedir y recibir el regalo favorito durante las primeras horas del 25 de diciembre.


“Si corremos la película años atrás podemos enumerar diferentes vías implementadas para lograr esta labor, por ejemplo, sondear a los pequeños sobre el regalo que querían, al llevarlos a la juguetería a fin de identificar el producto y no cometer errores”, explicó el CIU en un comunicado.

Paso siguiente, los padres debían regresar a la juguetería a concretar la compra del producto, envolverlo, guardarlo en una caja y ponerlo lo más lejos posible del alcance de los niños a fin de no ser descubierto hasta la mañana de Navidad.

“Con las capacidades tecnológicas antes descritas, esta labor se ha simplificado, en primer lugar, ya no es necesario ir a la juguetería, desde un smartphone el niño puede indicar el artículo que desea para navidad”, agregó la consultora.

En ese mismo momento, los padres pueden concretar la compra, el producto llegará hasta la puerta de la casa en una caja sin mayores señas que las de la compañía de mensajería, por lo que no hay que hacer mayor esfuerzo para ocultarlo.

Esta medida resulta extremadamente útil para los Santa Claus modernos que por su agitado ritmo de vida les es imposible visitar una juguetería con sus hijos, además que les permite el ahorro de costos de traslado y tiempo, incluso en el mismo producto.

Esto es ya una realidad en México, pues al cierre del tercer trimestre de 2017, el CIU contabilizó 96.9 millones de smartphones y 73.2 millones de usuarios de internet, esto explica el incremento que ha tenido el comercio electrónico en el país.

Las cifras son claras, al cierre del tercer trimestre, 79.9 por ciento de los usuarios han utilizado alguna plataforma de comercio electrónico, es decir, al menos 58.5 millones de mexicanos han realizado alguna transacción monetaria en internet.